Un vistazo al avión que transporta a los enfermos de ébola

Phoenix Air desarrolló un avión capaz de transportar a los enfermos infecciosos de África a Europa y América
Dana Ford
Autor: Dana Ford
(Reuters) -

Si esta misión fuera fácil, cualquier empresa o gobierno lo haría.

Pero volar a un paciente con ébola de un lado al otro del mundo –mientras se mantiene a esa persona con vida y a todos a salvo- es complicado.

Probablemente nadie lo sabe mejor que la empresa Phoenix Air, basada en Georgia en Estados Unidos que es a quien todos llaman cuando se trata de transportar víctimas del virus de Ébola por vía aérea.

Desde agosto, ha realizado alrededor de 40 viajes, cerca de la mitad de ellos a Europa y el resto a los Estados Unidos.

Lee: A un año del brote de ébola, ¿cuál es la situación?

"Somos como un camión de bomberos esperando en la estación. Suena la alarma y en cuestión de horas estamos fuera y en camino,” dijo Dent Thompson, vicepresidente y jefe de operaciones de Phoenix Air.

Él describe el sistema que va dentro del avión tipo Gulfstream G-III, el cual consiste en tres elementos principales:

- Un exoesqueleto: El marco de metal sigue el contorno del jet, creando un espacio del resto de la cabina. El aire se filtra cuando entra a la unidad y cuando sale.

- Un forro: que se cuelga del exoesqueleto. Está hecho de plástico extraresistente. Este es lo principal para mantener los fluidos y elementos de contagio fuera del avión mismo.

- Todo lo demás: los objetos dentro del forro están diseñados para ser de un solo uso. Entre ellos se incluye una camilla, un sanitario, luces y un sistema de comunicación.

Una vez que el avión ha aterrizado y el paciente se ha ido, el sistema completo se sella. El avión vuela a un hangar de alta seguridad en Cartersville, Georgia donde pasa por un proceso de descontaminación que puede durar hasta 24 horas.

Todo dentro del forro, incluyendo este mismo, es esterilizado múltiples veces. Todo en el interior es removido, puesto en cajas especiales y llevado a un incinerador con licencia federal en donde cualquier objeto es destruido.

“Nos gusta decir que es más estéril que la superficie de la Luna cuando acabamos,” dijo Thompson.

Phoenix Air comenzó a desarrollar su sistema mucho antes del brote de ébola actual. Ellos trabajaron con el Departamento de Defensa y los Centros de Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) para crear un sistema que pudiera transportar a pacientes con enfermedades contagiosas. En ese entonces, las mayores preocupaciones eran el SARS y las influenzas porcina y aviar.

Tomó años solucionar el proyecto y recibir la aprobación del sistema, y para cuando el trabajo estuvo realizado, la necesidad del mismo se había esfumado. Pero Thompson dijo que Phoenix Air lo mantuvo pues sabían, desafortunadamente, que lo volverían a necesitar.

Él recibió una llamada del Departamento de Estado en julio. Para agosto, la empresa ya había completado su primer viaje de ébola llevando a salvo al Dr. Kent Brantly al hospital Emory University en Atlanta. Unos días después llevó a Nancy Writebol al mismo hospital por tratamiento, y así sucesivamente.

Thompson dijo que hay otros grupos desarrollando sistemas similares a Phoenix Air, incluyendo al gobierno de EU. Pero hasta ahora, ninguno ha volado.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Otras organizaciones han construido sistemas pero nosotros somos los que lo seguimos haciendo,” dijo.

Más de 10,000 personas han muerto en el brote del ébola, particularmente en los países Guines, Liberia y Sierra Leona.

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×