El Airbus A380 celebra 10 años. ¿Tiene futuro?

La empresa fabricante de esta enorme aeronave enfrenta varios desafíos para la continuidad de su proyecto
Autor: Barry Neild
(Reuters) -

¿Qué recibe uno de los aviones más grandes del mundo en su décimo cumpleaños?

¿Qué tal un futuro?

Una década después de que surcó los cielos por primera vez con la promesa de revolucionar la aviación, el Airbus A380 no ha logrado cumplir.

Aunque al principio las ventas fueron buenas, se han reducido en años recientes.

A pesar de que los altos ejecutivos del fabricante europeo lo han negado, persisten las especulaciones sobre la posibilidad de continuar con la producción de este titán de los cielos.

También se han tomado medidas para que los A380 existentes sean más viables comercialmente: se ha aumentado la cantidad de asientos en una cabina que alguna vez fijó los estándares en cuanto a amplitud.

Aún antes de que el primer A380 alzara el vuelo por primera vez mientras 50,000 personas observaban en el aeropuerto de Toulouse-Blagnac, en Francia, el 27 de abril de 2005, había dudas sobre la viabilidad del A380.

Airbus había dedicado 13,000 millones de dólares (unos 195,000 millones de pesos) y 11 años de trabajo (excediendo su plazo y presupuesto originales) con la esperanza de recibir grandes cantidades de pedidos.

Una nueva generación de superjumbo

La apuesta era que las aerolíneas necesitarían aeronaves más grandes para transportar a los pasajeros entre los cada vez más abundantes puntos de conexión.

En 2005 parecía una posibilidad realista.

Muchos aeropuertos importantes ya estaban actualizando sus instalaciones para dar cabida a la nueva generación del superjumbo.

Lee: El aeropuerto más asombroso del mundo será aún más asombroso

Airbus ya tenía 154 pedidos de A380 en firme, mientras que su rival, Boeing, estaba trabajando en una versión más grande de su propio gigante aeronáutico, el 747.

Además, el avión de dos niveles tuvo un éxito instantáneo con los pasajeros, particularmente con los que ocupaban los asientos de primera clase y que adoraban el espacio y su impresionante autonomía de 15,200 kilómetros.

Singapore Airlines fue el primero en recibir un A380 en 2007. Otras aerolíneas de gama alta, tales como Emirates, Qantas, Air France y Lufthansa, siguieron el ejemplo.

Los viajes de estreno de los A380 tuvieron un recibimiento entusiasta en todo el mundo y atraían multitudes que se maravillaban con su enormidad: 79.8 metros de envergadura y 73 metros de largo.

En plena fiebre por el A380, algunas aerolíneas hicieron promesas descabelladas de adaptar casinos y gimnasios en sus superaviones, aunque ninguna se materializó.

Señales de alarma

John Strickland, director de la empresa de análisis de aviación JLS Consulting, dice que la reacción de los consumidores y el ahorro en relación con el tamaño que registraron las aerolíneas que operaban el A380 cuentan una historia de éxito.

"Ha cumplido su promesa en cuanto al ahorro y a los pasajeros les gusta", dice a CNN.

"Los clientes están dispuestos a pagar y a pagar un extra. Algunas aerolíneas como British Airways reportan que les han preguntado si viajarán en un A380 cuando hacen su reservación".

No obstante, esa emoción no se ha traducido en ganancias sólidas para Airbus.

Aunque la avalancha inicial de ofertas se ha duplicado desde entonces, el ritmo de las ventas se ha frenado notablemente y al día de hoy ascienden en total a 317 aviones, de los cuales hay 156 en servicio.

A estas alturas de 2015, Airbus no ha vendido ningún A380, a pesar de que el mercado de la aviación ha estado en continua expansión: la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) pronosticó que la demanda de los pasajeros aumentaría en un 31% entre 2013 y 2017.

Lee: Airbus y Boeing: una radiografía de los gigantes aéreos

Mientras tanto, Airbus (y en todo caso, tampoco Boeing) no ha sufrido la reducción en la demanda de sus otras aeronaves más pequeñas y económicas, tales como el A320, el A330, y el nuevo A350 XWB.

Así que no sorprende que se haya hablado de que Airbus se está arrepintiendo, ni que se rumore que el futuro del A380 está en duda.

A finales de 2014, el director ejecutivo del Grupo Airbus, Tom Enders, hizo sonar la alarma al decir que el fabricante tenía que "tomar una decisión relativa al futuro inmediato y a mediano plazo del A380".

El jefe de finanzas de Airbus, Harald Wilhelm, reconoció que una de las opciones sería "descontinuar el producto".

Sin embargo, unos días después, el director ejecutivo de Airbus, Fabrice Bregier, contraatacó y dijo a los periodistas que el fabricante estaba completamente comprometido con el A380.

Dijo que las especulaciones eran "sencillamente una locura… después de todos los esfuerzos que hemos hecho".

"Les puedo decir que el A380 tendrá un futuro más brillante conforme el mercado crezca".

¿Hora de reevaluar?

Ya hay planes en marcha para tratar de hacer que el A380 sea un transporte más lucrativo: la reconfiguración reciente de los asientos maximiza la capacidad de pasajeros y supera la actual capacidad de 853, lo que provocó poco entusiasmo.

También se habla de un rediseño.

Emirates ha sido el principal promotor del A380: cuenta con una flota de 59 y pidió 81 más.

La aerolínea se comprometió a aumentar considerablemente esas cifras si Airbus mejora su diseño y crea un A389 "neo", capaz de soportar una carga útil mayor por medio de motores más eficientes y un nuevo diseño del ala.

Airbus aún no se ha comprometido a hacer reevaluaciones y quiere que otras aerolíneas manifiesten su apoyo.

Una maniobra como esa significaría una inversión de miles de millones de dólares para recrear una aeronave que aún no ha logrado compensar el costo de su desarrollo original.

Ciertamente sería un buen regalo de cumpleaños para el A380, pero ¿sería dinero bien gastado?

Sí, de acuerdo con Strickland, quien dice que aunque las predicciones de Airbus respecto a la demanda de superjumbos podrían estar muy equivocadas, la demanda ciertamente aumentará.

Lee: 'Beluga': el gigante de los cielos está listo para ser más grande

Dice que Emirates ha tenido una demanda considerable de asientos en A380, ya que el avión más grande hace rutas más cortas que pasan por el increíblemente transitado Aeropuerto Internacional de Dubái.

Strickland considera que ese modelo se ha replicado en toda Asia, ya que cada vez más viajeros de clase intermedia crean una demanda mayor de vuelos y aumentan la presión sobre los aeropuertos más importantes que ya se sienten las limitaciones.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Aunque la demanda de la aeronave podría ser baja en este momento, va a aumentar en los años por venir", dice.

Así que para el A380 podría haber más cumpleaños por festejar.

Ahora ve
La PGR cita a Emilio Lozoya para declarar sobre el caso de sobornos de Odebrecht
No te pierdas
×