Un médico que se creía curado de ébola conservó el virus en su ojo

Ian Crozier había sido declarado libre del virus en 2014, pero el malestar en uno de sus ojos terminó con la confirmación de la enfermedad
Enfermera demanda a hospital donde contrajo ébola
Autor: Faith Karimi
(Reuters) -

El médico estadounidense Ian Crozier fue tratado por ébola en Atlanta el año pasado y declarado libre del virus en su sangre. Pero no tenía forma de saber que aún acechaba a sus ojos.

Unos dos meses después de haber sido dado de alta del hospital, experimentó un dolor penetrante en el ojo izquierdo, le dijo a The New York Times. La presión en su ojo se elevaba, mientras que su visión disminuía.

Después de repetidas pruebas, los médicos descubrieron que el virus aún vivía en su ojo.

Perplejo

Su caso ha dejado atónitos a los médicos, pero destacaron la necesidad de chequeos oculares para los sobrevivientes del virus del Ébola.

Crozier, de 44 años, fue internado en el Hospital de la Universidad de Emory durante más de un mes en septiembre después de contraer la enfermedad en Sierra Leona, donde trabajó en un hospital.

En ese momento, el hospital dijo que era el más enfermo de todos los cuatro pacientes de ébola que trataba.

Crozier fue dado de alta en octubre, y dos meses más tarde, desarrolló problemas en los ojos y volvió a Emory. Los médicos pusieron una aguja en el ojo y le quitaron un poco de líquido, que dio positivo al virus.

"Después de recuperarse de la enfermedad del virus del Ébola, los pacientes deben seguir el desarrollo de los síntomas oculares como dolor, enrojecimiento, sensibilidad a la luz y visión borrosa, que pueden ser signos de uveítis", dijo Steven Yeh, profesor asociado de oftalmología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory.

La uveítis es una inflamación de la capa media del ojo.

Lee: Medicinas contra el VIH, efectivas contra el ébola

No hay riesgo de contagio

A pesar de la presencia del virus en el ojo, las muestras de lágrimas y la membrana externa del ojo dieron negativo, lo que significa que el paciente no estaba en riesgo de propagación de la enfermedad durante el contacto casual.

No dieron el nombre del paciente, pero The New York Times lo hizo. The New England Journal of Medicine también dio a conocer un estudio sobre el caso.

Aunque el paciente no estaba en riesgo de propagación del virus, todos los proveedores de atención de la salud que tratan a los sobrevivientes, entre ellos oftalmólogos, deben seguir los protocolos de seguridad contra el ébola, dijo Jay Varkey, profesor asistente en la Escuela de Medicina de la Universidad Emory.

Paciente por segunda vez

Cuando se descubrió el virus en el ojo de Crozier, el ojo comenzó a perder su color azul original, indicó The New York Times.

Desconcertados, los médicos intentaron diferentes formas de tratamiento, lo que le hizo revivir al paciente su pesadilla del ébola.

Recibió una inyección de esteroides por encima de su ojo y tomó una píldora antiviral experimental que requiere la aprobación especial de la Administración de Alimentos y Medicamentos, informó el diario.

Su ojo volvió gradualmente a la normalidad, pero no está claro si fue a consecuencia de la inyección de esteroides, la píldora o el sistema inmunológico de su cuerpo.

Mientras que los sobrevivientes de ébola en África Occidental han informado de problemas en los ojos, no está claro cómo prevalece la condición y con qué frecuencia ocurre.

"Estos resultados tienen implicaciones para los miles de sobrevivientes de la enfermedad del virus del Ébola en África Occidental y también para los profesionales de la salud que han sido evacuados a sus países de origen", dijo Varkey. "La vigilancia es necesaria para el desarrollo de enfermedades de los ojos en el periodo postébola".

Epidemia de lenta decoloración

En el año pasado, cerca de 25,000 personas lucharon con la infección del ébola. Más de 10,000 personas han muerto, la mayoría en los países de África Occidental de Liberia, Sierra Leona y Guinea.

Mientras que la intensidad de la mayor epidemia de Ébola en la historia se ha apagado, algunas personas todavía se están infectando cada semana.

Al menos 18 nuevos casos de Ebola fueron reportados en la semana que terminó el 3 de mayo, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud. Todos estaban en Guinea y Sierra Leona.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero a medida que el número de nuevos casos se desploma, muchas incógnitas permanecen sobre las secuelas del virus. 

Lee: La OMS admite errores en manejo de brote del ébola

Ahora ve
El de Cristiano Ronaldo y otros empujones famosos en la cancha de futbol
No te pierdas
×