Las ventas de silenciadores de armas se incrementan en Estados Unidos

Los fabricantes para armas están haciendo más fácil su obtención y uso, además de presentar campañas para alentar su adquisición
Un fabricante exhibe un rifle AR-15 con un silenciador durante una feria de armas en Las Vegas, Nevada
Un fabricante exhibe un rifle AR-15 con un silenciador duran  Un fabricante exhibe un rifle AR-15 con un silenciador durante una feria de armas en Las Vegas, Nevada
Autor: Aaron Smith | Otra fuente: CNNMoney

Las ventas de los silenciadores de armas en Estados Unidos están candentes.

El número de silenciadores registrados aumentó 38% hasta febrero de 2015 con 792,282 registros, según cifras del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés). En marzo de 2014 había licencias para 571,750 de estos artefactos.

“Se están volviendo más populares”, dijo Josh Waldron, director ejecutivo de SilencerCo, que fabrica y vende los silenciadores.

Lee: La venta de armas repunta en EU durante junio, reporta el FBI

Waldron informó que su compañía ha doblado su plantilla laboral en el último año a 215 trabajadores y también añadió más maquinaria, tratando de poder cumplir con todas las órdenes que ha recibido de clientes que quieren el producto.

La compañía, con sede en la ciudad de West Valley, Utah, tuvo récord en ventas en junio pasado.

Las reglas más flexibles en las entidades estadounidenses le ha dado a la industria un impulso. Los silenciadores ahora son legales en 41 estados de EU, comparado con los 37 que lo permitían hace cuatro años.

Además, los fabricantes de armas están haciendo más fácil el poder usarlos.

"Más compañías como Smith & Wesson están creando armamento con diseños que pueden ser amigables para tener un silenciador adaptado, tan solo en los últimos años”, dijo Rommel Dionisio, analista de la industria de armas para la compañía Wunderlich Securities.

Los fabricantes también están haciendo campañas para los silenciadores, con slogans como #fightthenoise y "Yes, silencers are legal".

Los silenciadores no son baratos. También conocidos como supresores, pueden costar miles de dólares.

Ser aprobado para comprar un silenciador tampoco es fácil. Las regulaciones federales para los silenciadores son más estrictas que las revisiones aplicadas para las personas que desean adquirir armamento.

El comprador tiene que enviar un correo electrónico o una foto y huella digitales vía fax a la ATF y pagar un impuesto de 200 dólares (3,286 pesos). La aprobación toma unos nueve meses.

En contraste, comprar un arma requiere una revisión del pasado de la persona en donde el interesado muestra una credencial con fotografía, además del envío de un formato electrónico al Buró estadounidense. El proceso entero puede quedar completado en unos 20 minutos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero los fabricantes de silenciadores como SilencerCo están tratando de hacer más simple el proceso para comprar sus productos, mediante un servicio legal que vale 130 dólares (2,136 pesos) llamado EasyTrust.

Los abogados ayudarían a agilizar el proceso unos cinco meses al asegurar que los trámites sean más rápidos. Este método está probado, ya que la compañía ha vendido 3,000 silenciadores desde abril pasado, cuando presentó el servicio.

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×