El neurólogo que inspiró la película 'Despertares' muere de cáncer

El neurólogo y escritor padecía desde hace 9 años un melanoma ocular que se esparció al hígado; dedicó su vida a los desórdenes de la mente
Getty-Oliver-Sacks-Despertares-Robin-Williams  Oliver Sacks
Autor: Holly Yan y Lisa Respers France
(Reuters) -

El aclamado autor y neurólogo Oliver Sacks, quien escribió acerca de su batalla contra el cáncer, falleció la madrugada del domingo, informó su colaboradora de toda la vida, Kate Edgar. Tenía 82 años.

Edgar dijo que Sacks murió en su casa en Greenwich Village con ella y su compañero, Bill Hayes, a su lado.

Sacks fue diagnosticado con melanoma ocular hace nueve años, y el tratamiento contra el cáncer lo dejó ciego de un ojo, escribió en un artículo de opinión en The New York Times en febrero pasado.

Pero el cáncer se propagó.

“Me siento agradecido de que se me ha concedido nueve años de buena salud y productividad dado el diagnóstico original, pero ahora estoy cara a cara con la muerte”, escribió Sacks en febrero. “El cáncer ocupa la tercera parte de mi hígado, y aunque su avance puede ser más lento, este tipo particular de cáncer no se puede detener”.

Sacks nació en Gran Bretaña y aunque formó parte del personal de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, es quizás mejor conocido como la inspiración para el médico interpretado por el fallecido actor Robin Williams en la película de 1990 Despertares.

Leer: Familiares de pacientes recuerdan cómo Williams 'les devolvió la vida'

La película está basada en el libro de 1973 del mismo nombre, el recuento de sus experiencias con pacientes que durante mucho tiempo estuvieron en un estado catatónico después de contraer la llamada "enfermedad del sueño".

En su larga carrera, hizo una práctica de casar a la práctica clínica con la literatura narrativa.

“Si queremos saber sobre un hombre, le pedimos ‘¿cuál es su historia… su historia íntima real?’. Para cada uno de nosotros es una biografía, una historia”, escribió en su libro de 1985 El hombre que confundió a su mujer con un sombrero.

“Cada uno de nosotros es una narrativa singular, que se construye, continuamente, de forma inconsciente, por, a través, y en nosotros; a través de nuestras percepciones, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos, nuestras acciones y, no menos importante, nuestro discurso, nuestras narraciones habladas”, dijo. “Biológicamente, fisiológicamente, no son tan diferentes entre sí; históricamente, como narrativas, cada uno de nosotros somos únicos”.

El hábito que le ganó el cariño de muchos también le trajo críticas por parte de algunos que lo acusaron de ser explotador. El defensor de la discapacidad Tom Shakespeare una vez lo llamó “el hombre que confundió a sus pacientes para una carrera literaria”.

Pero la noticia de la muerte de Sacks fue recibida con elogios de su vida por parte de los aficionados de todos los ámbitos de su vida y de su obra.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Edgar dijo que aún realizan arreglos para el servicio funerario de Sacks. Aquellos que deseen honrarlo pueden hacer donaciones a la Fundación Oliver Sacks que, según el sitio web, está “dedicado a aumentar la comprensión del cerebro humano y la mente a través del poder de la no ficción y los casos de historias narrativas”.

Carma Hassan y Michael Pearson contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Trump causa nueva polémica por supuestas condolencias a la viuda de un soldado
No te pierdas
×