España a la vista

-
HSBC3  (Foto: Getty Images)

Antes de finalizar el mes de julio, la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) anunció que ya contempla concretar al menos 20 proyectos de join venture en los sectores automotriz y aeroespacial, entre empresas nacionales y españolas. El objetivo es lograr acuerdos en los que, a través de capital mixto, las manufactureras ubicadas en el municipio de Celaya, Guanajuato puedan proveer de insumos a las armadoras.

Bajo esta premisa, México ha tomado muy en cuenta la innovación como el principal reto a asumir en materia de comercio exterior. Prueba de ello es que tan sólo en el municipio mencionado ya están listos 120 empresarios mexicanos, incluidos propietarios de Pymes, para iniciar negociaciones con compañías españolas. Las expectativas son altas, tanto que también el sector automotriz británico dirigió su atención a las compañías de Nuevo León, Guanajuato y Distrito Federal. En este ambiente de negocios, el transporte marítimo resulta un excelente aliado para la internacionalización de las empresas nacionales. Y es que, de acuerdo con reportes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el transporte marítimo fue el segundo más importante -precedido por las carreteras- en 2012. De él, asegura el órgano público, dependió el 29% del valor de las importaciones y 28% del correspondiente a las exportaciones.  

México cuenta actualmente con 17 puertos marítimos listos para recibir y entregar carga, siendo los más importantes los de Veracruz y Altamira, en el Golfo de México, y el de Lázaro Cárdenas y Manzanillo, en el Pacífico. Los cuatro suman 57% de la carga total, 95% de la contenerizada y 65% de la agrícola a granel. Otros puertos, en los que se mueve producción agrícola, minera y general suelta, son Coatzacoalcos, Progreso, Ensenada, Guaymas y Topolobampo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hoy, las empresas mexicanas -incluidas las Pymes- deben contemplar en sus operaciones el apoyo de instituciones financieras capaces de contribuir a la expansión y posicionamiento del negocio fuera del país. Esto a través de herramientas como pagos B2B, una solución de recaudación que permite a las compañías cobrar y verificar los pagos que sus clientes realicen por medio de transferencias entre cuentas de distintos bancos.

Quienes trabajen con bancos ampliamente experimentados en comercio internacional obtendrán importantes beneficios, como cobros en línea e irrevocables, mejor administración del pago y mayor control de todo el proceso. No deje pasar las nuevas oportunidades de negocio en el mercado extranjero y potencialice sus alcances con apoyo de los expertos. 

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×