Divisas con gran potencial

-
Sin Titulo  (Foto: Getty Images)

 

Mucho se ha hablado acerca de la globalización en el quehacer económico, siendo el dólar y el euro las divisas por excelencia si de establecer relaciones comerciales se trata. Sin embargo, China sorprendió al mundo al posicionarse -incluso por encima de otros mercados, como el alemán y japonés- como la segunda potencia económica del planeta.

Con un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) instalado en una tasa promedio de 9.3% en los últimos cinco años, el país asiático se convirtió en un referente de poderío a nivel mundial. Y a pesar de que actualmente los analistas advierten un desacelere, lo cierto es que aún es la meta a alcanzar en cuanto a hacer negocios internacionales. Así, el renminbi -divisa china- se ubicó como la tercera divisa, luego del dólar y el euro, más importante.

Renminbi, nombre oficial introducido en 1949, es la divisa que las economías de Hong Kong, Singapur, Taiwan y Londres han elegido para realizar operaciones de comercio exterior, transacciones monetarias y de inversión directa. Empero, lo han hecho de la mano de instituciones financieras especializadas en negocios internacionales.

¿Y por qué pensar en el renminbi como una opción para establecer lazos comerciales en el mundo? De acuerdo con algunos analistas financieros, mientras que en 2012 el 10% del comercio de China se dio en renminbi, se espera en 2030 un incremento de incluso el 30%. Aunado a ello, los depósitos en la divisa china en Hong Kong alcanzaron los US$90,000 millones a mediados de 2012; es decir, 9% de todos los depósitos en divisa extranjera en Hong Kong y se espera que aumenten la cuenta en 30% para 2015 .

Todas las compañías de la denominada China Continental pueden establecer la importación y exportación de bienes y servicios, y hacer inversiones extranjeras directas en renminbi. Por el lado de los mercados extranjeros, cualquier país está facultado para ofrecer liquidación de operaciones de valores renminbi -y es Hong Kong el principal centro extranjero para la liquidación de operaciones renminbi, seguido por Singapur y Taipei-.

Hablar de comercio exterior significa no sólo conocer las tendencias de mercado, sino también dominar el comportamiento de las divisas para así detectar nuevas e interesantes oportunidades de negocio. Si su empresa está lista para iniciar una relación a largo plazo en otro país, la recomendación es que lo haga con aliados de gran experiencia en el ramo internacional.

   

Ahora ve
Google lanza tres nuevas apps gratuitas de fotografía
No te pierdas
×