Sector automotriz en franca recuperación

-
automo  (Foto: Getty)

Luego de la caída en la producción de automóviles de 2008, el sector comienza la carrera por la recuperación y posicionamiento. De 61.8 millones de unidades producidas al cierre de 2009, tres años después las productoras lograron un total de 84.1 millones, de acuerdo con datos de la International Organization of Motor Vehicle Manufacturers (OICA). De continuar así, 2013 cerraría filas con 86.5 millones.

Actualmente, China se ubica como el mayor productor de vehículos con 22.99% de la producción a nivel mundial seguido por Estados Unidos, con 12.30%, y Japón, con 11.80%, según datos de la consultora PWC. Sin embargo, México sigue en la pelea por un lugar protagónico en el sector con una aportación de 3.60%; lo que lo coloca en el octavo lugar con dos millones 884 mil autos fabricados en 2012 (cifras de Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA)).

Sin duda, la Inversión Extranjera Directa (IED) se ha alimentado fuertemente de las compañías automotrices que han elegido tierras mexicanas para establecer plantas manufactureras. Prueba de ello es que, a decir de la Secretaría de Economía (SE), el sector dejó US$2,400 millones a la IED durante el primer semestre de 2013, cifra que se incrementará gracias a las inversiones equivalentes a más de US$2,000 millones para lo que resta de 2013 y 2014.

Las armadoras trasnacionales ven en México una tierra con enormes ventajas competitivas, como su cercanía con Estados Unidos y Canadá, un marco regulatorio amable para el intercambio comercial y mano de obra calificada. Así, marcas como Nissan -la más poderosa armadora en el país- ya planea abrir su tercera planta en Aguascalientes que representará una inversión de US$2,000 millones. Por su parte Volkswagen -pionera- inauguró una planta de US$550 millones en Guanajuato.

Otros competidores, como BMW, han externado sus planes para establecer plantas armadoras en el mediano plazo. Con ello, para 2017 darían inicio las operaciones con una clara meta a tres años: elevar la capacidad anual de producción a 200,000 vehículos. En ese sentido, las empresas mexicanas tendrán la oportunidad de diversificar su cartera de clientes y, por tanto, la misión de ofrecer nuevas líneas de productos en las que el valor agregado y la innovación se conviertan en una constante.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hablar el mismo lenguaje de negocios que las grandes trasnacionales es un proceso que las compañías mexicanas no pueden aplazar más. Por eso, contar con la guía de una institución financiera con amplia experiencia es comercio internacional es vital para permanecer de manera exitosa en el mercado global.

Si su empresa busca asesoría y, sobre todo, hacerse de capital de trabajo, instrumentos de facturación en el extranjero y de transacciones en múltiples divisas, entonces acuda con los expertos.

Ahora ve
Ricardo Anaya explica por qué rechaza la Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×