Frontera norte, una mina de oro

-
frontera norte  (Foto: Getty)

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), 70% del comercio entre México y Estados Unidos se da a través de la frontera terrestre –compuesta por más de 3 mil kilómetros–. Tan solo a través del territorio localizado entre Nuevo Laredo (Tamaulipas) y Texas tuvo lugar 38% de todo el comercio binacional, mismo que entre enero y septiembre del año pasado fue de US$359,000 millones. Así, se habla de una zona comercial con intercambios de hasta US$1,000 millones por día.

Las exportaciones mexicanas al país vecino han tomado un curso positivo que se reflejó al cierre de 2013, con un total de US$280,450 millones –1.0% más que en 2012, que significó un superávit comercial de US$54, 303 millones sobre Estados Unidos–. Bajo esta premisa, los importadores estadounidenses, según ProMéxico, ya muestran especial interés en los siguientes productos: carne y derivados de cerdo y res; frutas y verduras; harinas de trigo y de maíz; molduras y puertas de acero; textiles con motivos indígenas y telas, y bebidas como el tequila, principalmente.

Asimismo, el mercado mexicano es uno de los más atractivos para ciudades clave del sur de Estados Unidos, como Arizona. Y es que según la Cámara de Representantes de Arizona, la ciudad exporta cada año alrededor de US$7,000 millones a México. De esta relación comercial destacan, en primer lugar, los intercambios de productos agrícolas, con US$2,200 millones al año de comercio bilateral, y los electrónicos y computadoras, con US$1,000 millones anuales. El interés es tal que el gobierno de Arizona anunció en fechas recientes la apertura de una oficina en la Ciudad de México a fin de detectar nuevas oportunidades de negocio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hoy, los productores mexicanos tienen confianza en la generación de un ecosistema de negocios en el que los intercambios comerciales con Estados Unidos sean justos. Prueba de ello es que a pesar de que los ingresos de Petróleos Mexicanos (Pemex) por sus ventas en Estados Unidos ascendieron a US$31,777 millones en 2013 (a valor aduanal), el incremento de la actividad comercial entre México y el país vecino del norte se dio gracias a las exportaciones no petroleras.

Las empresas mexicanas deben o asegurar su entrada a mercados internacionales o fortalecer sus operaciones a partir de productos y servicios con alto valor agregado y prácticas administrativas de clase mundial. De ahí que contar con el apoyo y asesoría de instituciones financieras con amplia experiencia en comercio exterior sea un asunto prioritario. La competencia global y la recuperación económica lenta son factores que, de la mano de los expertos, podrán sortearse y vencer.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×