Reforma energética mexicana en el mundo

-
Exportaciones  (Foto: Getty)

La modificación a los artículos constitucionales 5, 27 y 28 a fin de permitir que el estado firme contratos con particulares nacionales o extranjeros para la producción de energéticos atrajo la atención de inversionistas ávidos de hacer negocio en el sector energético mexicano. Y es que tanto la exploración como la extracción, a pesar de que seguirá a cargo de las paraestatales Petróleos Mexicanos (PEMEX) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), también estará abierta a contratos con particulares.

La perspectiva suena positiva para grandes jugadores como las empresas estadounidenses. De acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos (DOC, por sus siglas en inglés), las compras mexicanas de equipos y servicios relacionados con dicho sector fueron por US$11,350 millones en 2013. Por su parte, el Banco de México (Banxico) señaló que el crecimiento interanual del mercado mexicano de estos productos y servicios fue de 13.6%; es decir, la necesidad está presente pues se busca frenar la caída en los niveles de producción de energéticos.

Para México, los últimos meses han sido poco favorables en materia de producción energética. A pesar de que para junio de 2013 PEMEX había inyectado $130,590 millones de su presupuesto a trabajos de exploración y extracción de hidrocarburos –5.9% más que en el mismo periodo, pero de 2012–, la producción en 2013 de Chicontepec, por ejemplo, reportó 20% menos producción de barriles diarios que lo proyectado y una caída de 3.5% respecto al año anterior. Esto significa que los recursos nacionales requieren del apoyo de inversión extranjera si es que se pretende alcanzar un desempeño favorable y competitivo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por lo pronto, el DOC recomendó a inversionistas estadounidenses aprovechar esta oportunidad de negocio a partir de la inversión que PEMEX realizó en 2012 de US$23,900 millones, más los US$28,000 millones en infraestructura, equipo y servicios, como el mantenimiento de refinerías y ductos en 2013. Además, aconsejó prestar atención al proyecto de instalar 600 kilómetros de ductos de gas natural de Veracruz a Tamaulipas y Nuevo Laredo, con un presupuesto de US$700 millones.

Las empresas mexicanas con participación en el sector energético mexicano están a punto de vivir un nuevo ambiente de negocios en el que la participación extranjera será la que mueva gran parte de las piezas. En ese sentido, contar con la asesoría de instituciones financieras con amplia experiencia en comercio exterior resulta la diferencia entre aprovechar la coyuntura o salir del juego. Es el momento de transformar la manera de hacer negocios.

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×