Adecuada planeación financiera

La gestión financiera juega un papel determinante para la rentabilidad de las PyMEs.
AMEX1BIS  (Foto: Getty)

En un entorno donde las finanzas suben y bajan, tanto en países desarrollados como los que están en vías de, es indispensable que empresas consideren la administración de sus recursos como una forma estratégica para hacer frente y preparar escenarios ante una posible crisis.

Actualmente, uno de los principales objetivos de los empresarios es manejar de manera eficaz su capital, independientemente del tamaño o giro de la compañía, y aunque para algunos lo importante no es solo vender, sino saber vender y cobrar, un patrón debe preocuparse por tener un magnífico manejo del dinero en el que no solo es indispensable llevar bien las cuentas, también la acertada toma de decisiones respecto a las finanzas de la empresa. De esta manera, es necesario hacer un planteamiento a futuro para contar con liquidez en las operaciones de forma continua, ya que, cuando ocurre una insuficiencia de flujo de capital, la organización debe emplear dichas estrategias para hacerles frente, como el contar con una reserva de efectivo que equivalga a tres meses de gastos de operación.

A decir verdad, son pocas las empresas que tienen una planeación financiera adecuada que les permita prever escenarios difíciles y muchas reaccionan al momento de encontrarse en una situación desfavorable, sin embargo, en el caso de las PyMEs, que en su mayoría llevan a cabo una buena planeación y son un sector fundamental en la economía nacional, -actualmente existen en México cerca de 4 millones 15 mil empresas, de las cuales 99.8% son PyMEs y generan más del 50% del Producto Interno Bruto- basan su éxito en planificar y administrar adecuadamente haciendo uso de diversas opciones financieras que se ajustan a sus necesidades, permitiéndoles llevar un mayor control de sus ingresos y egresos. También es imprescindible llevar un registro, para tener visibilidad a detalle sobre los gastos y movimientos de la empresa, enumerar todas las transacciones de los empleados e identificar tendencias de pago, fugas de capital u oportunidades de ahorro.

De igual forma, es preciso minimizar impactos que puedan afectar directa o indirectamente a las compañías sin importar su sector o dimensión, por ello, utilizar correctamente un apoyo financiero como las tarjetas corporativas, le permitirá a la compañía agilizar y controlar los gastos ya sea de viaje o representación, así como pago a proveedores, compra de artículos de oficina, cómputo y comunicaciones, entre otros.
Acercarse a una institución financiera de prestigio es imprescindible para las PyMEs, a fin de obtener asesoría especializada e incorporarse de manera más eficiente al mundo de los negocios.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

Fuente: Revista Digital World Future Studies Federation No. 2año 2012; Portal ideasparapymes.com

Ahora ve
El juez Daniel Urrutia reprueba la Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×