Kraft Foods, una ‘delicatessen’ laboral

La empresa da a su personal prestaciones arriba de la ley, flexibilidad de horario y clases de yoga; ocupa el primer lugar en el ranking Súper Empresas 2010 de las compañías con más de 500 empleados.
yoga-kraft  (Foto: Carlos Aranda/MondaPhoto)
Orquídea Soto

El platillo laboral que Kraft Foods México, primer lugar de nuestro ranking Súper Empresas 2010, ofrece a sus trabajadores es una delicatessen para complacer las exigencias de sus 4,770 empleados.

Carolina Rodríguez es gerente de Desarrollo Organizacional y trabaja desde su casa lunes, miércoles y viernes (de 8 a 13 PM); martes y jueves va al corporativo en la Ciudad de México en un horario similar. Si tiene compromisos en la mañana, puede cambiar su jornada para la tarde.

Necesita esa flexibilidad porque acaba de ser madre.

Con prestaciones por encima de la ley (como 140% de prima vacacional y seguro de gastos médicos extensivo a familiares directos e indirectos), Kraft dio un salto en el ranking de Súper Empresas, pasando en 2008 del lugar 12 al 2 y ahora a la cabeza del ranking.

Este año participaron todos los empleados de la multinacional en la encuesta, "los hizo sentirse importantes", dice Lourdes López Zuckerman, gerente de Asuntos Corporativos.

"Yo trabajo 14 horas, algunos necesitan menos y dan resultados", explica el presidente de Kraft, Eduardo Campos (ver video).

Las propuestas y las mejoras salen del equipo y se premian las ideas brillantes de los trabajadores que se pagan con puntos (Krafipesos), vales canjeables en la tienda de empleados.

Algo que valoró el personal fue el proyecto de acondicionar dos bodegas: una para colocar distintos aparatos, como elípticas, bicicletas y caminadoras, y la otra para crear un ambiente de relajación donde se dan clases de yoga.

Los empleados pueden tomarse 10 minutos para ir a la sala de relajación o terminar su jornada con la maestra de yoga Leonila Delgado.

Alejandro Suárez disfruta tanto de los beneficios de la sala antiestrés como de la Semana de Salud en la que todos los empleados acceden a exámenes gratuitos de laboratorio, ultrasonidos, electrocardiogramas, Papanicolau, exámenes de la vista y hasta masajes holísticos.

Cuando le dijeron que tenía 700 de índice glicémico o triglicéridos no entendía el rostro adusto de la doctora. Una vez que le explicaron que los niveles adecuados eran cifras menores a 150 y las consecuencias, entre ellas la diabetes, entendió la preocupación del médico de la empresa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Entró en un estricto programa de nutrición y ejercicio físico. La disciplina del yoga se la recetó él. Gracias a ello bajó 10 kilos en un año, duerme bien y sus ideas son más claras, asegura.

En uno de los días más calurosos de abril, bajo el techo de lámina de la sala de relajación, escurre el sudor por la frente de quienes practican yoga, con su ropa de trabajo, sólo se despojaron de sus pesadas botas. Frente a ellos escuchan la voz de su maestra: "El guerrero no se intimida; tiene seguridad".

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×