La joya negra de Italia

Para Giorgio Armani la isla volcánica de Pantelaria es la clave para una piel perfecta; este pedazo de tierra en el Mediterráneo es el único lugar donde el diseñador logra relajarse.
Giorgio Armani es residente de la isla por temporadas. (AP)  (Foto: )
Valerie Waterhouse

No con frecuencia se descubre la fuente de la juventud en el patio de atrás. Sin embargo, para su nueva línea de cuidado de la piel, cuyo lanzamiento en México se realizará esta primavera, Giorgio Armani se inspiró en Pantelaria, donde tiene su casa de vacaciones desde hace tres décadas.

“Es el único lugar donde mi rostro se transforma”, dice refiriéndose a la isla localizada entre Sicilia y Túnez. “Desde hace mucho tiempo he visitado los baños termales en el lago Specchio di Venere. El agua y el barro son conocidos por sus propiedades curativas, así que decidí adaptar sus ingredientes para una línea de belleza”.

El resultado: una crema antiedad rica en nutrientes con la misma composición mineral –silicio, hierro, sodio y potasio– que la obsidiana, producida hace miles de años por las erupciones volcánicas en la isla. Y aunque pueda no ser tan terapéutica como una tarde en las aguas termales del lago, Armani le apuesta a que, como ocurre con la propia isla de Pantelaria, la crema hará que "el desgaste y las arrugas de la vida desaparezcan".

Sugerencias de Armani
“Pantelaria es el único lugar en el que realmente me puedo relajar”, dice Armani sobre la que puede considerarse su segunda casa. Aquí sus recomendaciones para vivir un idilio perfecto en la isla.

Dormir: “Varias habitaciones en Monastero Private Villa Resort, propiedad del fotógrafo Fabrizio Ferri (Contrada Kassà, Scauri Alta; monasteropantelleria.com; habitación doble desde 1,390 euros por semana) tienen camas con velos a cuatro columnas y están decoradas con estilo marroquí”.

Comer: “Me gusta ‘la pantesca’, una ensalada a base de papas y alcaparras que se sirve en La Nicchia (Contrada Scauri Basso; 39-0923/916-342; cena para dos, 70 euros)”.

Beber: “Mi bar preferido es U’Trattu (Via Gabriele, Rekhale; 39-0923/916-579; cena para dos, 46 euros), en donde puedes jugar un partido de bochas (similar a la rayuela, pero con pelotas) al atardecer”.

Conocer: “Los baños de barro en el Lago Specchio di Venere son famosos por sus propiedades curativas de la piel”.

Ahora ve
No te pierdas