Mandarin Oriental Riviera Maya

Un nuevo hotel de esta reconocida cadena, enclavado en un refugio ideal para lograr la calma; este paraíso abrió dusus puertas el mes de enero de 2008.
Este paraíso está a sólo 30 minutos del aeropuerto de Cancún  (Foto: )
Isabel Silva

Escenario. Cada habitación tiene vista a un exuberante cuadro natural, compuesto por el Mar Caribe, el manglar y un sinfín de arroyos y lagunas. Además, en pleno corazón, el Mandarin Oriental cuenta con un cenote que es espectacular.

Diseño. La combinación de motivos asiáticos y elementos tropicales se integra a la perfección con el paisaje de arena, jungla y mar que caracterizan la península. La habitación tiene plantas, detalles en bambú, un cálido piso de madera y un patio a cielo abierto con una bañera de piedra que parece extraída de un cuento de hadas.

Cultura. Una propuesta original y muy interesante del resort son los espacios de escultura moderna con los que cuenta, todos ellos diseñados por artistas mexicanos. Cada patio tiene un estilo propio para invitar a la relajación.

Aventura. La Riviera Maya tiene de su lado a la naturaleza tropical, así que sólo hacen falta ganas de divertirse para tener entretenimiento garantizado: snorkel, kayak, windsurf, tirolesas en plena selva, paseos a caballo o en moto, son sólo algunas de las actividades que se pueden realizar en este sitio.

Sofisticación. Muy cerca del Mandarin Oriental se encuentran tres campos de golf, en donde se llevan a cabo cursos para los huéspedes. Además, el resort cuenta con muelle privado para yates y organiza sesiones de buceo en el segundo arrecife más importante del mundo.

Arqueología. Playa del Carmen, Cancún y Cozumel pueden esperar (aunque no mucho); una visita a las impresionantes zonas arqueológicas de la cultura maya, como Tulum, Xcaret, Chichén Itzá y Cobá, es imprescindible.

Carretera 307 kilómetro 298.8; Quintana Roo, México;
984/ 877- 3888;
www.mandarinoriental.com;
habitación doble desde 700 dólares

Ahora ve
No te pierdas