Destinos para fanáticos de los deportes

Pocos deportes y destinos conjugan maestría, pasión y espectacularidad.

Golf en Los Cabos

1
El golf es una de las actividades más populares en Los Cabos (Foto: Archivo)
cabos  (Foto: Archivo)

El orgullo mexicano
Los privilegiados terrenos y paisajes de México han sido muy bien aprovechados y hoy en día el país es líder en Latinoamérica por sus campos de golf, especialmente Los Cabos, donde se encuentran los más imponentes, como Cabo del Sol Ocean, ubicado a las orillas del Mar de Cortés. Creado en 1994 por el legendario Jack Nicklaus en un singular terreno que consta de rocas escarpadas, fina y lisa arena de playa e islotes de césped, numerosas revistas especializadas lo han calificado como uno de los más espectaculares del mundo, ya que sus hoyos "parecen haber sido esculpidos por Nicklaus con la inspiración de una obra de Rodin". Incluso, el hoyo 5 y el 17 están actualmente considerados entre "los 500 mejores hoyos del mundo", según la revista Golf Magazine. Ya seas un jugador profesional o amateur, no puedes dejar de probarlos. Dónde dormir: Las Ventanas al Paraíso sigue a la cabeza de los hospedajes en Los Cabos. No sólo se trata del lujo y la atención que ofrece; este sitio es un paraíso terrenal. A pesar de ser un hotel grande con un sinfín de actividades, el personal se concentra en los detalles. No puedes perderte una puesta de sol desde una de las palapas de Las Ventanas al Paraíso; ahí sentirás la verdadera paz. Eso sí, el hotel no organiza las visitas a los campos de golf, por lo que debes reservarlo por tu cuenta (Km 19.5 Carretera Transpeninsular, San José del 4/144-2800; www.lasventanas.com; habitación doble desde 800 dólares).

Dónde comer: Natalie y Loïc Tenoux eligieron San José del Cabo para abrir su pequeño hotel Casa Natalia, donde se encuentra el restaurante Mi Cocina, actualmente considerado como uno de los mejores de la ciudad y que cuenta con reconocimiento internacional gracias a que el chef (el propio Loïc Tenoux) ha sabido combinar a la perfección los ingredientes locales con su expertise en cocina mediterránea. Para cerrar con broche de oro, el ambiente se llena de romanticismo gracias a su pintoresca chimenea en el patio (Boulevard Mijares 4 San José del Cabo; 624/146-7100; www.casanatalia.com).

Qué ver: La propia naturaleza ha beneficiado Los Cabos para ofrecer actividades de aventura para todos los gustos. Además de jugar golf, puedes cruzar zonas desérticas en una moto 4x4 o en una Hummer, lanzarte de la tirolesa desde altos riscos, ir de safari, pasear por aguas recónditas en kayak, o, si prefieres, puedes ir a visitar en barco a las ballenas que llegan a la zona de enero a marzo.

Tip de insider: A pesar de ser la insignia de este lugar, vale la pena ir a conocer el famoso Arco rocoso justo donde se unen el Mar de Cortés y el océano Pacífico. Aquí, si la marea lo permite suele aparecer una encantadora playita, la de Los Enamorados, la que algunos llamaron la punta del final de la Tierra y la cual inspiró al novelista John Steinbeck a escribir: "La punta de Cabo San Lucas... esconde una pequeña playa detrás de las rocas, la cual es como la de nuestros sueños de niño, cuando soñábamos con piratas... y esta pequeña playa debió haber atraído también a los hombres en el pasado, por los nombres que se pueden ver todavía escritos en la roca, y los cuentos de naves pirata que zarpaban de aquí y regresaban vez tras vez a este mismo lugar".

Polo en Argentina

2
Los argentinos cada año realizan el Abierto Argentino de Polo (Foto: Stockxchg.com)
polodos  Los argentinos cada año realizan el Abierto Argentino de Polo ✓  (Foto: Stockxchg.com)

Una tradición de glamour
Los orígenes del polo son inciertos, por eso se suele decir que nació con el caballo. Lo que sí se sabe con certeza es que fueron emigrados ingleses quienes lo llevaron consigo a Argentina hace más de 100 años. La semilla cayó en tierra fértil y convirtió al país en una potencia de este deporte high end. Argentina es ahora una de las naciones con mayor cantidad de clubes, canchas y torneos de polo. Desde hace más de cien años cada noviembre, los amantes del polo se reúnen en el Abierto Argentino de Polo para ver a los mejores jugadores del mundo. Con entradas que van de 6 a 120 dólares diarios, este torneo se lleva a cabo en el Campo Argentino de Polo, también llamado la Catedral del Polo. Ubicado en el corazón de Palermo, éste es el único campo en el medio de una ciudad. Fuera del Abierto, es posible ver partidos en los campos de la Provincia de Buenos Aires, como el Abierto del Hurlingham Club y el del Tortugas Country Club.

Dónde dormir: Aunque cada vez hay más oferta de hospedaje de calidad, el Alvear Palace Hotel sigue siendo el líder indiscutido (Av. Alvear 1891; 5411/4808-2100; www.alvearpalace.com; la habitación doble desde 430 dólares; cuanto antes reserves, encontrarás mejores tarifas). Este hotel de estilo clásico europeo fue elegido el mejor de Sudamérica y el Nº 11 del mundo. Cuenta con dos de los mejores restaurantes porteños, La Bourgogne y L`Orangerie, ofrece amenities Hermès y servicio de mayordomo las 24 horas del día. Ahora si prefieres un lugar más relajado, el hotel Home (Honduras 5860; 54-11/4778-1008; homebuenosaires.com; la habitación doble desde 125 dólares) está rodeado de tiendas de diseño, restaurantes de autor y productoras de cine y televisión.

Dónde comer: El chef Germán Martitegui es el encargado de crear y variar el menú de Casa Cruz (Uriarte 1658; 54-11/4833-1112; casa-cruz.com; cena para dos, 120 dólares). Ideal para degustar los mejores vinos argentinos en un ambiente moderno y elegante, disfrutando de la mejor cocina de vanguardia. Detrás del campo de polo se encuentra Las Cañitas un centro gastronómico donde se destaca Novecento (Báez 199; 54-11/ 4778-1900; www. bistronovecento.com; cena para dos, 150 dólares), un clásico para quienes quieren probar comida de bistró con un fuerte toque argentino. Otra opción para probar buena parrilla es El Mirasol (Posadas 1032; 54-11/4326-7322; el-www.mirasol.com.ar; cena para dos, 100 dólares ). Desde 1967 es famoso por sus cortes de carne, especialmente el lomo y la tira de asado.

Qué ver: En Palermo, en la zona conocida como Soho, es posible encontrar las mejores tiendas de diseñadores locales. Los fines de semana ellos y algunos artesanos ponen sus puestos en los alrededores de la plaza Cortázar, eso sí, también son los días más concurridos.

Tip de insider: Si te gustan los caballos, puedes aprovechar para visitar los hipódromos de Buenos Aires. Los más importantes son el del barrio porteño de Palermo, el de La Plata y el de San Isidro.

Jai Alai en el País Vasco

3
Desde pequeños, los niños vascos incursionan en el Jai Alai (Foto: Stockxchg.com)
jaialai  Desde pequeños, los niños vascos incursionan en el Jai Alai ✓  (Foto: Stockxchg.com)

La fiesta alegre del País Vasco
El Jai Alai -fiesta alegre, en lengua vasca- fue ganando adeptos en todo el mundo y empezaron a proliferar frontones (de tres paredes) principalmente en naciones como Francia, Cuba, México, Filipinas y Estados Unidos. Hoy en día es en este último país donde más se juega y se corren apuestas en los estados de Florida, Connecticut y Nueva Jersey. Es realmente sorprendente ver en vivo un partido de jai alai, sobre todo en su pueblo natal -hoy el País Vasco con su capital Vitoria y su ciudad más grande, Bilbao-, por la habilidad con que manejan sus cestas los jugadores y la velocidad con que responden a pelotazos que rebotan en tres paredes. También en la Plaza de los Fueros (Vitoria) hay un frontón público, diseñado por el escultor vasco por excelencia Eduardo Chillida, donde también hay torneos. Dónde dormir: Vitoria es una ciudad encantadora y vale la pena conocerla. Para hospedarse, la mejor opción es el Gran Hotel Lakua, el único de cinco estrellas de la ciudad con una decoración a base de madera y piel que le da un toque acogedor y elegante a la vez. Está situado en la zona de los grandes centros comerciales y conectado a la autopista que lleva a Bilbao. Cuenta con un pequeño spa, en el que destacan sus jacuzzis en el cuarto piso con vista a la ciudad. (Tarragona 01010, Vitoria-Gasteiz; 34-945/181-000;www.granhotelakua.com; habitación doble desde 120).

Dónde comer: Para probar el mejor bacalao, el restaurante Baita Gaminizen en Bilbao. Muy cerca del museo Guggenheim, este lugar cuenta con una terraza exterior muy amplia en la que te recomendamos comer para degustar las láminas de bacalao en pil-pil de purusalda. Sin duda, este platillo de cocina tradicional vasca pero con un toque innovador te hará regresar. Anexo al restaurante, está su propia tienda de delicatessen (Alameda Mazarredo 20, Bilbao; 34-944/242-267; www. i94.org/baitagaminiz.html; cena para dos, entre 55 y 60 euros).

Qué ver: El museo Guggenheim, en Bilbao, es un must para cualquier viajero. Aquí no sólo se trata de las extraordinarias exposiciones de arte contemporáneo que ofrece en su interior, sino que el propio edificio del museo merece ser visitado. La construcción es una obra del arquitecto estadounidense Frank O. Gehry y es el máximo ejemplo de la arquitectura más vanguardista del siglo XX. El Kafe Antzokia, en Bilbao, es el lugar para disfrutar de una gran noche... y de un gran día. No sólo se trata de un antro común y corriente, Kafe Antzokia (café teatro, en euskera) cuenta con un gran escenario para recibir a los mejores representantes de la música autóctona vasca, así como a la mejor música rock-pop y de DJ. Además, entre semana y durante el día ofrece actividades culturales (danza vasca, presentaciones de libros, de discos, talleres) para niños y adultos (San Vicente 2, Bilbao; 34-944/244-625; www.kafeantzokia.com).

Tip de insider: Si te gusta la arquitectura, seguro notarás que las entradas y salidas de las estaciones del metro en Bilbao tienen un diseño peculiar. Fueron creadas por el renombrado arquitecto británico Norman Foster, cuyas obras se caracterizan por su estilo high-tech.

La Semana de Kiel en el Mar Báltico

4
Decenas de veleros disputan el primer lugar en la Semana de Kiel (Foto: Stock.xchg)
regata  Decenas de veleros disputan el primer lugar en la Semana de Kiel ✓  (Foto: Stock.xchg)

La mayor regata del mundo
En Kiel, la costa de Rostock, (Alemania), se celebra desde hace más de un siglo una regata de nueve días cuya popularidad permanece inquebrantable. Es el mayor evento deportivo mundial de vela, al que asisten deportistas internacionales de gran clase, así como la más concurrida fiesta popular en Europa. La primera Semana de Kiel fue en junio de 1882 y participaron 20 veleros y la competición fue entre oficiales de marina y mercaderes. Uno de los objetivos de esa Semana fue, desde un inicio, el cultivo de contactos internacionales y desde hace más de 100 años la tradición continúa, interrumpida únicamente por las dos guerras mundiales. En la edición de 2008, participaron 5,000 velistas en 2,000 barcos, así como más de tres millones de visitantes que no sólo gozan de la regata, también son atraídos por eventos culturales y gastronómicos, conciertos de rock, jazz y clásicos, y mercados. La mayoría de las regatas comienza en Schilksee, el centro deportivo de la Semana de Kiel.

Dónde dormir: El hotel Birke no está de frente al nostálgico mar Báltico; sin embargo, se encuentra a 10 minutos del centro de la ciudad de Kiel, en una hermosa zona boscosa desde la cual se pueden ver las típicas granjas y cabañitas de la Alemania campesina. Vale la pena consentirse en su Birke Day Spa, que ofrece tratamientos frente al tranquilizante bosque, y comer en su restaurante Fischers Fritz (Martenshofweg 8D, 49-431/533-1444; www.hotel-birke.de; habitación doble desde 136 euros).

Dónde comer: No puedes estar en Kiel y no comer en el restaurante del hotel Zum Hirschen. Aquí probarás la mejor comida regional de la zona, como trucha y espadines (pequeños pescados frescos recién ahumados que, según recomienda la mesera del restaurante, deben comerse de un solo golpe para una mejor degustación), y la Spätzlâ (especie de pasta típica). El servicio es muy personal y amigable (Dänische Str. 22, Kiel; 49-431/982-6000; www. lueneburghaus.com).

Qué ver: Existe en el Canal de Kiel (en la zona de Rendsburg-Büdelsdorf), a 42 metros de altura, un singular puente de ferrocarril, que pende con cuerdas sobre del agua. El trasbordador colgante se construyó para el transporte de vehículos y personas y hoy es protegido como un valioso monumento de la nación. Si tienes algo de tiempo muerto o te gusta el shopping, frente a la estación central está el centro comercial Sophienhof, o bien, puedes ir a dar la vuelta a la atractiva calle Holstenstraße, el pasaje comercial con una gran cantidad de boutiques y cafés para pasar el rato.

Tip de insider: La Semana de Kiel también tiene una fuerte posición en el mundo del diseño. Todos los años, los organizadores llaman a concursar por la presentación visual de la regata. Un jurado preselecciona trabajos de famosos grafistas de todo el mundo, que compiten por el diseño corporativo de la Semana.

Circuito de Fórmula 1, Monza, Italia

5
El autódromo Nazionale Monza alberga el circuito de F1 más rápido.  (Foto: Stock.xchg)
formulauno  El autódromo Nazionale Monza alberga el circuito de F1 más rápido. ✓  (Foto: Stock.xchg)

Adrenalina italiana
El autódromo Nazionale Monza es considerado uno de los santuarios del circuito de Fórmula 1. La historia de esta pista de autos es larga: se construyó en 1922, desde entonces ha sufrido más de cinco modificaciones y ha sido testigo de tres muertes de pilotos y de más de 40 de aficionados que fallecieron al ser golpeados por neumáticos o piezas de los autos que perdieron el control. Finalmente, en 2000 se hizo la última modificación, pero las curvas no perdieron su toque especial. Es el circuito de la F1 más rápido de todos, con una velocidad promedio de 260 km/h y una máxima cercana a 370 km/h; en el trazado de 5.79 km se alternan las altas velocidades de las rectas con la reducción hasta muy baja velocidad para tomar las curvas. Michael Schumacher eligió este recinto para anunciar su retiro al final de la temporada en 2000. La ciudad de Monza -la tercera más grande de la región de Lombardía con cerca de 122 mil habitantes, los cuales, por cierto, son conocidos por su alegría y amenidad- ofrece de todo para sus visitantes: modernidad y, al mismo tiempo, construcciones históricas de estilo, boutiques de lujo, museos y un singular paisaje gracias al río Lambro que cruza la ciudad.

Dónde dormir: Reconocido como uno de los hoteles más lujosos de Italia, el Hotel de la Ville ofrece habitaciones de estilo antiguo (siglo XIX) de diseño individualizado, de gusto muy refinado y de gran confort. Sin embargo, vale la pena hospedarse en La Villa, la residencia contigua al edificio principal: una impresionante casa aristocrática de principios del siglo pasado, perfectamente adaptada para recibir huéspedes y hacerlos sentir en otra época. Además, la mayoría de las habitaciones tienen vista al Palacio de Saboya y sus jardines (Viale Regina Margherita di Savoia 15, Monza; 39/393-9421; www.hoteldelaville.com; habitación doble desde 250 euros).

Dónde comer: La verdadera pizza, el verdadero risotto y la verdadera pasta se comen en la Osteria dell' Oppio, acompañados, además, de un exquisito vino de su selecta cava. Los dueños, originarios de Monza, se encargan personalmente de preparar los típicos platillos italianos y cambian de menú mes con mes (Via Magenta 16/A; 39/389-092; www.osteriadelloppio.it).

Qué ver: El parque-jardín Villa Real es parte de un complejo arquitectónico de estilo neoclásico que fue construido en 1777 y habitado como casa de campo por los monarcas del Imperio Austrohúngaro y después por el Reino de Italia. El parque tiene una extensión de 700 hectáreas, está cercado por una muralla y en su tiempo se utilizó como reserva de caza para la familia real y sus invitados. Un paseo por este parque-jardín permite al visitante darse una idea de la naturaleza que predominaba en la zona en el siglo XIX: bosques, prados, cultivos, fincas y villas.

Tip de insider: Si visitas la catedral de Monza, no dejes de ir a ver la Corona Férrea o de Hierro, la cual fue usada desde la Edad Media hasta el siglo XIX para las coronaciones de los reyes de Italia. Observa el interior de la corona, porque la tradición cuenta que la lámina que ahí se encuentra fue forjada con el hierro de uno de los clavos que se usaron en la crucifixión de Cristo. Por este motivo, la corona también es venerada como reliquia.

Wimbledon, Londres, Inglaterra

6
Wimbledon representa una de las cunas del deporte blanco (Foto: Stock.xchg)
wimbledon  Wimbledon representa una de las cunas del deporte blanco ✓  (Foto: Stock.xchg)

La casa del deporte blanco por excelencia
el campeonato de Wimbledon se remonta a 1877, el más antiguo y prestigioso evento deportivo de tenis del mundo y el único jugado sobre césped. El campeonato nunca ha sido interrumpido a pesar de que en 1940 una bomba alemana, durante la Segunda Guerra Mundial, cayó sobre el techo de la cancha central y otra destruyó la sala de equipamiento. Wimbledon es uno de los 4 Grand Slams junto con el Abierto de Australia, el Roland Garros en Francia y el Abierto de Estados Unidos. Para los ingleses, este evento es un orgullo británico, sin embargo, también es motivo de aflicción puesto que desde 1936 ningún hombre británico ha ganado el campeonato ni ninguna mujer inglesa desde 1977.

Dónde dormir: Cannizaro House es un hotel boutique ubicado a menos de dos kilómetros de las canchas de Wimbledon, rodeado de hermosos jardines. Antiguamente era una mansión estilo georgiano que hoy conserva su fachada y una enorme terraza donde se puede tomar el té muy al estilo británico. Las habitaciones, decoradas con mobiliario de madera, te hacen sentir en una típica casa de campo. Para rematar, si lo pides, el hotel te presta una canasta y un mantel para organizar tu propio picnic en uno de sus jardines (West Side Wimbledon Common; 20/8879-1464; www.cannizarohouse.com; habitación doble desde 150 libras).

Dónde comer: Meter y Margaret Lydon se encargaron de darle el toque tradicional londinense a este acogedor y amigable restaurante en el corazón de Wimbledon. Se caracteriza por sus platillos europeos, pero sin duda los cortes son su especialidad y el cordero se lleva las palmas. Los postres también son su fuerte, sobre todo la baked apple crumble and custard, especie de natilla de manzana que puede hacerte volver más de una vez. (67 High Street, Wimbledon; T. 20/8947-8278;  www.lydonsrestaurant.co.uk)

Qué ver: Si el partido que te interesaba en fin de semana termina a buena hora, visita el Merton Abbey Mills, el llamado "mercado alternativo de Londres". Puedes pasar un día familiar en esta enorme zona de bonitos locales -estilo londinense- al interior y al aire libre, especializados en la venta de artesanía tradicional, arte en general, libros, instrumentos de música, muebles y joyas. Además, en fin de semana el ambiente es festivo: hay música en vivo, obras de teatro y talleres de cerámica o de cocina, entre muchas otras cosas (Merantun Way, Wimbledon; 20/8542-5511; www.mertonabbeymills.org.uk).

Tip de insider: Es tradición que mientras se celebra cualquier partido de Wimbledon, ya sea uno de la primera ronda o en la final, el público disfrute de fresas con crema, el "platillo" típico del torneo, puesto que es la fruta que se cosecha en el área. Las estadísticas arrojan que durante las dos semanas de Wimbledon se venden alrededor de 28,000 kilos de fresas y 7,000 de crema.

Buceo en Gold Coast, Australia

7
Esta zona de 2,600 kilómetros representa el paraíso para los buceadores (Foto: Stock.xchg)
buceo  Esta zona de 2,600 kilómetros representa el paraíso para los buceadores ✓  (Foto: Stock.xchg)

La Gran Barrera de Coral, paraíso para buzos
Esta zona es tan grande (2,600 kilómetros de longitud), sus aguas son tan claras y tiene tal cantidad de biodiversidad que se puede distinguir desde el espacio. Fue descubierta por el capitán James Cook, quien encalló en el arrecife en 1770. Desde entonces y hasta ahora se ha convertido en el destino más popular para bucear y snorkelear. Hay alrededor de 1,500 especies de peces, más de 4,000 de moluscos y unas 400 de coral; sin duda, con tan sólo recorrer algunos kilómetros, incluso metros, a lo largo de la barrera, los buzos quedan maravillados por contrastantes colores, criaturas insólitas y formas extrañas, así como por paraísos submarinos difíciles de describir si no es a través de fotografías. En un día de suerte es posible ver a la gran tortuga verde y al dudong, especie de león marino con enormes colmillos que salen de su hocico. Dónde dormir: Si de lujo y de vistas impresionantes se trata, Oceana se lleva las palmas. Este hotel tipo apartamentos ofrece el servicio de un hotel y la calidez del hogar propio. Cuenta con una enorme área de playa, albercas, casino, gimnasio, áreas verdes para BBQ, y ofrece actividades como buceo y surf (100 Old Burleigh Road, Broadbeach; 7/5584-3333; www.oceanabroadbeach.com.au; habitación doble desde 170 dólares).

Dónde comer: Desde hace tres generaciones la familia Omeros se ha dedicado a su restaurante Omeros Brothers Sea food (4 Marina Mirage Seaworld Drive, Main Beach; 7/5591-7222;  omerosbros.com; comida para dos, 140 dólares). Frente a la marina, con cientos de enormes y relucientes yates y un mar aparentemente tranquilo, este elegante restaurante ofrece la mejor langosta entera a la parrilla. Se elige viva y se prepara al instante. El agradable y lujoso ambiente de playa que reina en este lugar te hará perderte en el tiempo y, sin duda, esperarás la llegada del crepúsculo.

Qué ver: QDeck es la torre residencial más grande del mundo, con una altura de 322 metros, desde donde se tiene una vista de 360 grados de toda la zona de Gold Coast. Con una copa en la mano, en el QDeck Bar, en el piso 77, el punto más alto de la torre, podrás disfrutar de un fantástico panorama, uno de los aires más puros del mundo y un ambiente lounge de primera. (Level 77 of Q1, Surfers Paradise Blvd, Surfers Paradise; T. 7/5582 2700; www. qdeck.com.au)

Tip de insider: Además del buceo, Gold Coast se caracteriza por sus olas y los surfistas que visitan y compiten en estas playas. Uno de los lugares para las competencias del circuito mundial de surf es aquí (la Quiksilver Pro Gold Coast, en marzo de 2009), donde acuden los mejores surfistas del orbe a mostrar sus habilidades sobre la tabla.