Publicidad
Publicidad

5 millones de mexicanos tienen depresión

Los síntomas más característicos son baja autoestima, abatimiento, apatía y desdicha; de 4 a 6% de la población en el país sufre una depresión mayor, y 12.5% lo padece en el DF.
Sin Pie de Foto
à?ste es el primer estudio que muestra de manera sistemática

Entre cinco y seis millones de mexicanos padecen depresión, cuyos síntomas más característicos son descenso del ánimo, baja autoestima, abatimiento, apatía, desdicha, desaliento o tristeza abismal, y muchos casos, de no tratarse a tiempo, pueden terminar en suicidio.

Así lo advirtieron José Alfredo Saldívar González y Astrid Posadas Andrews, de la Facultad de Medicina de la UNAM, quienes expusieron que de 4 a 6% de la población abierta en el país sufre una depresión mayor, y 12.5% de los habitantes de la ciudad de México padece algún tipo de ese mal.

Explicaron que de 25 a 30% de los pacientes en hospitales y centros de salud también padecen esta enfermedad psíquica, y 60% del total de los casos atendidos en asistencia psiquiátrica son por esa causa.

Los especialistas precisaron que de cinco a 10 minutos de ejercicio diario producen una mejoría notable en esos casos, y 30 minutos, tres veces a la semana, son aconsejables para prevenir la enfermedad. Ayudan también la actividad sexual y los buenos hábitos alimenticios (poco alcohol, nicotina y carne roja).

Publicidad

De acuerdo con un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los investigadores diseñaron un modelo animal de estrés social que ya se prueba en el estudio de la neurobiología de la depresión, y que puede ser aprovechado en el futuro para el desarrollo de nuevos antidepresivos.

El modelo reproduce los aspectos de ese mal en humanos, como retraimiento, retardo psicomotriz, ausencia de conducta de juego y socialización, dificultades en ingesta de alimentos y agua, miedo o irritación.

En él se ha estudiado el efecto de la imipramina –un antidepresivo- en la organización jerárquica entre ratones de laboratorio.

Se sabe, agregaron, que algunas variables como la ingesta de alimentos, la actividad ambulatoria, la agresividad y el nado forzado pueden ser modificadas en un ratón con la administración de imipramina y que esto permite disponer de pautas de comportamiento útiles para el desarrollo de nuevos antidepresivos.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad