Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Gasometría en el manejo clínico de los pacientes con COVID-19

La gasometría arterial es un sistema inteligente para decidir si a un paciente, enfermo por COVID-19, le resultará útil un respirador artificial.
vie 01 mayo 2020 08:22 AM
Respiración
El fino balance de ambos gases en nuestro organismo es sumamente importante para mantener al cuerpo en funcionamiento adecuado.

Enfermamos cuando agentes externos hacen que nuestro cuerpo salga de su estado homeostático. Eso lo vemos claramente cuando atravesamos tiempos como los de la pandemia originada por la presencia de COVID-19. Sin embargo, contamos con sofisticados mecanismos evolutivos que nos permiten afrontar crisis semejantes.

El oxígeno es un elemento vital para todos los agentes biológicos que participamos de esta compleja interacción. Se presenta de forma molecular, como un gas esencial para transportar la energía de todos los seres vivos —hongos, bacterias y eucariontes superiores— y es la principal razón de ser de la prueba diagnóstica llamada gasometría o análisis de gases en sangre.

Publicidad

Hoy existen sistemas de gasometría arterial, que surgen como el escenario ideal para realizar la compleja medición de los gases que se respiran y exhalan disueltos en la sangre, sin necesidad de tener una enorme experiencia en el análisis de laboratorio pudiendo ser operados e interpretados de forma igualmente fácil y ágil dentro de un área de terapia intensiva, quirófano o sala de urgencias como dentro de un laboratorio, los cuales forman parte del portafolio de soluciones de Werfen en México. Al mismo tiempo garantizan que la calidad del resultado sea la correcta, sin importar el sitio del hospital en el que se llevará a cabo el diagnóstico. Al sistema de este analizador de gasometría le llaman “intelligent Quality Management” (iQM®). Además de analizarlo, corrige y documenta de forma automática cualquier error que se genere en los instrumentos analizadores.

La gasometría podría considerarse como una prueba de poca utilidad para una persona que mantenga un estado de respiración adecuado, pero tan pronto la respiración se vuelve complicada —como hemos observado en los casos más graves de COVID-19— este análisis se convierte, entonces, en la mejor alternativa para identificar si los pacientes están teniendo progresión en su tratamiento, o deben seguir una terapia diferente.

Sin duda, el gasómetro es un aliado indispensable para cualquier médico intensivista, anestesiólogo y urgenciólogo. La próxima ocasión que escuche que faltan respiradores mecánicos para tratar a los pacientes con COVID-19 que progresan al estado grave, piense que la única forma de saber si el respirador es útil para una persona es con un análisis de gasometría arterial, y que la mejor forma de conocer si el resultado es el adecuado es utilizando un sistema inteligente.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad