Publicidad
Publicidad

Más permisos de paternidad = más mujeres en puestos directivos

La ampliación del periodo de licencia para los hombres cuando tienen hijos es una herramienta para que haya más equidad en las empresas.
Líderes de negocio.
84 días vs cinco días. La ley establece la licencia de maternidad en 84 días, que las madres pueden repartir como mejor les convenga entre el periodo antes y después del parto. Frente a ello, los padres tienen únicamente cinco días hábiles consecutivos. (Foto: pixelfit/Getty Images)

La farmacéutica Boehringer Ingelheim dedicó el año pasado a analizar qué sucedía a nivel mundial con los embarazos. No investigó sobre fertilidad. El trabajo lo realizó el área de Recursos Humanos con el objetivo de ampliar su política de beneficios en México. Desde el 1 de enero de 2018, la empresa añadió un mes más con goce de sueldo a la licencia de maternidad y paternidad que marca la ley.

Para ellas, además, plantea la posibilidad de tomar dos meses más sin trabajo ni goce de sueldo, pero con la garantía de que su empleo le espera a la vuelta, o laborar de forma remota durante este periodo. Con ello, explica Édgar Díaz, director de Recursos Humanos para México, Centroamérica y el Caribe de la farmacéutica, pueden sumar hasta casi seis meses después del parto antes de regresar a su puesto.

Lee: Tener amigos en el trabajo te ayuda a ascender

Este beneficio forma parte de un programa de bienestar de la farmacéutica, pero también es una apuesta para impulsar el ascenso de las mujeres. “Cuesta trabajo encontrar a mujeres en puestos de liderazgo. Las empresas no se lo ponemos fácil. Y uno de los grandes temas es la maternidad”, señala Díaz.

Publicidad

De acuerdo con el Inegi, 34.7% de los más de dos millones de mujeres que dejaron su trabajo en el primer trimestre de 2017 explicaron que lo hicieron por matrimonio, embarazo o responsabilidades familiares.

De hecho, explica Eugenio Gómez, director del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE (CIMAD), no ser equitativos en los beneficios acaba afectando las oportunidades de la mujer. “Si a ellas les doy 12 semanas y al hombre, cinco días, muchas empresas con visión cortoplacista van a pensar que es más conveniente contratar a un hombre”, explica.

El gran reto, agrega, es igualar las prestaciones para evitar que la maternidad juegue en contra de ellas en contrataciones o ascensos. Además, es una medida importante a favor de la equidad en los hogares, ya que reconoce el papel del hombre en la crianza de los hijos y acaba con la idea de que es ella quien debe renunciar a crecer laboralmente.

Gómez señala que esto es importante porque el momento de ser madre suele coincidir con el de mayor crecimiento laboral, por edad y experiencia. “Y eso difícilmente se recupera luego si se detiene la carrera”.

Publicidad

Lee: México está en los primeros a nivel mundial en estrés laboral

Laila Chartuni, CEO de la firma Top Companies, agrega que este tipo de programas permite a la mujer generar proyectos más ambiciosos, que impactan en beneficios para la empresa y en posibilidades de seguir escalando en su carrera.

La especialista advierte que cada empresa debe analizar qué necesitan sus colaboradores y la organización. “No se pueden copiar prácticas”, apunta. Por eso, recomienda hacer una encuesta interna y abrir canales de comunicación con los colaboradores, para conocer qué se adapta mejor a su estilo de vida. Asegura que merece la pena: las empresas que muestran compromiso hacia sus trabajadores son más productivas.

Nota del Editor: Este texto se publicó en la Revista Expansión, No. 1230, publicada el 15 de marzo.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad