Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los Vaqueros de Dallas lloran la muerte del ex mariscal Don Meredith

La estrella de los Vaqueros falleció este domingo a los 72 años de edad, a consecuencia de una hemorragia cerebral
lun 06 diciembre 2010 10:59 PM
mere
don-meredith mere

El ex mariscal de campo de Vaqueros de Dallas, Don Meredith, falleció este domingo a los 72 años de edad, a consecuencia de una hemorragia cerebral.

Oriundo de Mount Vernon, Texas, Meredith jugó nueve años de manera profesional con los Vaqueros. Sin embargo, Meredith nunca pudo llevar a los texanos a un Súper Tazón, debido a la muralla que representó Green Bay.

El ex mariscal de campo completó al final de su carrera 1,170 de los 2,308 pases que lanzó para una ganancia de 17 mil 199 yardas con 135 envíos de touchdown y sufrió 111 intercepciones.

Meredith fue el primer jugador que firmó la escuadra de la Estrella solitaria en su historia, al contratarlo el 29 de noviembre de 1959, semanas antes de que se hiciera oficial la presentación de la escuadra texana como equipo de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

Meredith fue originalmente seleccionado en la tercera ronda por Osos de Chicago, que posteriormente lo canjearon a Dallas a cambio de futuras selecciones colegiales y durante cinco temporadas fue el suplente del primer mariscal de campo de los Vaqueros, Eddie LeBaron.

Fue hasta 1965 cuando Meredith se convirtió en el mariscal de campo titular de Dallas y participó en el legendario partido conocido como el Tazón del Hielo, en el cual Dallas visitó a Empacadores de Green Bay, en un cotejo que se disputó a una temperatura que osciló entre los 25 y los 44 grados centígrados bajo cero.

Publicidad

Dos años después de su retiro, en 1969, Don Meredith se integró al grupo de analistas y comentaristas que empezaron a transmitir los encuentros de lunes por la noche, en donde alternaba con Howard Cossell y Frank Gifford, para posteriormente convirtirse en un legendario y respetado comentarista deportivo.

Su frase “apaguen las luces, se acabó la fiesta”, de una canción de Willie Nelson, se volvió característica del comentarista quien solía cantarla cuando el partido estaba definido por uno de los contendientes.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad