Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La libertad de expresión en Twitter, ¿negada para los futbolistas?

Algunos comentarios burlones del jugadores del Liverpool ocasionan un debate sobre el uso de las redes sociales en el futbol
mié 12 enero 2011 11:27 AM
Futbol Inglés
Ryan Babel Futbol Inglés

En una era en la que la interacción social se desarrolla cada vez más digitalmente, quizá no sorprende que las estrellas del mundo del deporte, como millones de otros usuarios alrededor del mundo, se conecten para transmitir sus sentimientos y pensamientos. Pero, ¿es esto algo que se debería alentar?

Internet es realmente global en su alcance y las comunidades que se han formado alrededor de los sitios de redes sociales como Twitter y Facebook se cuentan en cientos de millones.

La comunicación ha entrado a una nueva era en la que el dominio público ha sido democratizado... y está causando algunos dolores de cabeza.

Tomen el ejemplo del centrocampista holandés del Liverpool Ryan Babel, quien actualmente suma 166,000 seguidores en su cuenta personal de Twitter (los cuales, tras los eventos de esta semana, se están incrementando).

Después de su partido perdido en contra de sus archirrivales Manchester United en la Liga Premier Inglesa en un juego de la copa doméstica, el jugador de 24 años tuiteó acerca de un controvertido penal que condujo a la derrota de su equipo 1-0. Se burló del árbitro que concedió la falta, publicando una imagen del oficial con una camiseta del Manchester United junto con el comentario: "¿Y lo llaman uno de los mejores árbitros? Es una broma" ( @RyanBabel ).

La Federación de Fútbol inglesa (FA) tomó una sombría visión de esto y lo acusó de conducta indebida , convirtiendo al internacional de Holanda en el primero en ser disciplinado de esa manera por su uso de una red social.

Publicidad

La Federación de Futbol escocesa se movió rápidamente también, enviándole una carta a todos los clubs en el país, advirtiendo a los jugadores que no se les permite criticar a los árbitros en el dominio público, una regla que incluye un amplio rango de medios incluidos blogs y sitios de redes sociales.

Es fácil ver por qué el desarrollo de esta tendencia está causando ansiedad en una industria normalmente muy controlada por los departamentos de prensa y asesores de comunicación. Incluso el Manchester United ha prohibido el uso de cuentas en redes sociales a sus jugadores, una práctica fascinante para la gente externa.

Los jugadores pueden responder directamente a los aficionados, pueden publicar noticias acerca de una situación de transferencia, opinar sobre temas polémicos, y en el caso de Babel, crear uno ellos mismos.

Muy lejos han quedado los días en que los futbolistas socializaban con sus fanáticos en su ciudad local, ya que ahora un seguidor de Shanghai puede hablar directamente con Rio Ferdinand acerca de los méritos de su actuación en el Manchester United.

Incluso entrenadores están entrando al acto. El nuevo cuidador en jefe Kenny Dalglish ha tenido desde hace mucho una cuenta de Twitter que usa para expresar su mensaje. ¿Podría esto convertirse en un nuevo arma para conducir una guerra psicológica contra sus oponentes fuera de las ruedas de prensa?

La Asociación de Jugadores de Futbol (PFA, por sus siglas en inglés) –un grupo que representa a futbolistas que se desempeñan en Gran Bretaña– claramente no ve nada que temer en el reciente incidente, sugiriendo que la FA ha "perdido su sentido del humor" al acusar a Babel por sus publicaciones y que no fue nada más de lo que se envía a través de celulares regularmente.

Y tal vez, en el interés de aprender más acerca de las personalidades de las celebridades del deporte, y conectar a los seguidores con las estrellas, la PFA está en lo correcto acerca de que los jugadores deben permanecer libres de expresar sus pensamientos. Una cosa es segura, el deseo de una comunicación uno a uno no desaparecerá a corto plazo y la audiencia de las redes sociales está creciendo cada día.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad