Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El peligro de un mal tiro en el golf puede suponer demandas millonarias

Ante los peligros a los que está expuesto un golfista, ¿cuántos jugadores de este deporte están preparados para una posible demanda?
vie 14 enero 2011 01:11 PM
accid
golf-accidentes accid

Agujeros, caminos llenos de baches y el agua son algunos de los peligros comunes que enfrentan los golfistas de todo el mundo, pero ¿cuántos jugadores amateur están preparados para una posible demanda?

Con acuerdos recientes que van desde 120,000 hasta un millón de dólares, los golfistas podrían tomar la sabia decisión de conseguir una póliza de seguro y cargarla en su bolsa de palos de golf.

"Si corres el riesgo mientras juegas al golf, estás abriendo la posibilidad de tener que pagar miles y miles de libras en daños", dijo a CNN Richard Cramer, del despacho de abogados Frontrow Legal, con base en Leeds, Inglaterra.

"Yo recomiendo a todos los jugadores amateur regulares que compren un seguro porque ahora es más fácil que nunca levantar una demanda si te lesionas en el campo. Si se te considera negligente o temerario en el campo de golf, podrías ser demandado".

Los comentarios de Cramer se dan después de que un médico demandara a su oponente, quien lo dejó ciego con un tiro de golf en el hoyo ocho en Long Island, Nueva York.

El médico Azad Anand fue golpeado por el tiro de su oponente en el juego, su colega Anoop Kapoor. Anand dice que Kapoor no dio ninguna advertencia de que iba a hacer su tiro desde el terreno disparejo y por lo tanto fue responsable del daño.

Publicidad

Las lesiones de Anand afectaron severamente su trabajo como neuro-radiólogo, pero la Corte de Apelaciones del estado de Nueva York dictaminó contra su demanda, diciendo que "el hecho de que Kapoor no haya advertido su intento de golpear la pelota no hace que su conducta pueda ser considerada intencional o temeraria".

De cualquier forma, un caso similar en Inglaterra terminó con un acuerdo de 120,000 dólares, después de un hombre golpeara a una golfista que estaba parada delante de él, en el tee de las mujeres.

La compañía con base en Bristol, Golfplan Insurance, que pagó la demanda, dijo que sigue siendo "la demanda de responsabilidad más grande del Reino Unido por una lesión en el golf".

En esta ocasión, un hombre había gritado "¡cuidado!", pero la corte dictaminó que eso no lo absolvía de la culpa.

Una resolución similar en un caso de 2002 relacionada a un incidente en el campo de golf en Nueva Escocia, Canadá, terminó con el pago de 227,500 dólares en daños.

Cuatro amigos jugaban al golf en un complejo cerca de una boda cuando uno de ellos, Travis Hayter, hizo un tiro del estilo que se hizo famoso por Adam Sandler en la película Happy Gilmore.

Su tiro golpeó a Alan Bezanson, primo del novio, en la muñeca, y eso hizo que terminara su trabajo como leñador. El juez Arthur J. Leblanc, un juez de la Corte Superior de Nueva Escocia, dictaminó que a Benzanson se le debían pagar daños en 2009.

Los campos de golf no son inmunes a demandas de daños por lesiones en el campo, como lo prueba un caso en Japón en 1985.

International Sports Law and Business, Volume 1, subraya un caso en Tokio, en el que un golfista resultó golpeado por un tiro de tee mientras él estaba parado en el tee adjunto. Él levantó una demanda contra el golfista responsable y contra el campo, que al parecer actuó con negligencia en el diseño del campo .

La Corte de Distrito de Tokio desestimó la demanda contra el golfista, pero descubrió que el dueño del campo de golf mostró negligencia al no levantar una barrera entre las dos jaulas. La resolución mostró que el dueño del campo debió haber previsto los riesgos en el posicionamiento de las cajas y se le ordenó actuar en conformidad.

Pero por mucho, el caso más relevante relacionado con un incidente en un campo de golf fue en Florida en 2000, cuando un hombre quedó ciego y se le concedió un millón de dólares en daños.

Gaylon Jones estaba en el campo Westchase Golf and Country Club cuando hizo un tiro que rebotó en un marcador de granito y lo golpeó en el rostro, causando daño permanente y dejándolo ciego de su ojo derecho.

Jones demandó al campo de golf y a la compañía administrativa, aprovechando el testimonio de un principiante que advirtió al asistente profesional sobre los peligros del marcador de granito. Ganó un acuerdo en noviembre de 2007.

"Fue un resultado justo. El precedente es la responsabilidad del establecimiento para actuar con el cuidado razonable", dijo Lee D. Gunn IV, quien representó a Jones de parte del Gunn Law Group. 

"Tenían el marcador de granito ahí por razones estéticas, y algo como esto iba a ocurrir".

Pero cuando Paul Sanches III levantó una demanda similar en Nueva Hampshire después de que su pelota rebotara de un marcador y lo dejara ciego de un ojo en 2006, la Suprema Corte de Nueva Hampshire dijo que los obstáculos eran un riesgo inherente en el juego.

Queda claro que con una demanda potencial de un millón de dólares en cada jaula de tee, campo, green y más allá, los golfistas podrían tomar la sabia decisión de seguir el consejo de Cramer y pensar en las posibles consecuencias.

"Si te demandan y no tienes seguro, tus posesiones e incluso tus propiedades personales podrían estar en riesgo", dijo Cramer.

El mensaje es simple: actúa ahora o podrían demandarte.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad