Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La NFL pide una prueba en la línea de fuera, después de golpes en un juego

La NFL aplicará un examen neurológico a cada jugador que se lesione durante un partido para determinar si puede regresar a jugar
jue 03 marzo 2011 11:32 AM
nfl
nfl nfl

El Dr. Richard Ellenbogen y el Dr. Hunt Batjer hablan con el corresponsal médico en jefe de CNN, el Dr. Sanjay Gupta, sobre la política de concusiones de la liga, como parte del programa Sanjay Gupta, MD -- Head Games: The Truth About Concussions.


(CNN)- Cada vez bajo más presión de los jugadores, de los profesionales médicos e incluso de los fans, la Liga Nacional de Futbol Americano tomó una medida para aclarar su política para el tratamiento de lesiones en la cabeza. A partir de este otoño, todos los equipos deberán someterse a la misma prueba neurológica para determinar, en el campo, si un jugador lesionado puede regresar al juego.

“Es simple, vas o no vas”, dice el Dr. Richard Ellenbogen, copresidente del Comité Médico de Columna, Cuello y Cabeza de la NFL, quien agregó que el examen fue desarrollado en respuesta a una solicitud directa del comisionado de la NFL, Roger Goodell.

El Examen de Concusiones de la Línea Lateral de la NFL” es una serie de pruebas simples para evaluar concentración, habilidades de pensamiento básicas y equilibrio. También incluye un cuestionario para evaluar síntomas de concusiones. Está diseñado para aplicarse en la cancha, y tiene una duración de entre 6 y 8 minutos. “Las piezas individuales ya fueron validadas con una investigación, pero nunca se han usado en conjunto de esta forma”, dice Ellenbogen.

Todos los jugadores serán sometidos a la prueba antes de la temporada para determinar un estado base: los resultados cuando son saludables. Si un jugador sufre una posible lesión en la cabeza, los resultados podrían compararse con las pruebas en el campo. Si la caída en el rendimiento supera cierto umbral, el jugador automáticamente deberá salir del juego.

Aunque la mayoría de los equipos ya realizó alguna versión de los exámenes en la línea de fuera para jugadores lesionados, los manejan de forma distinta.

Publicidad

La inconsistencia ha conllevado quejas que indican que la cultura del futbol profesional es propensa a las concusiones como parte del juego.

Lo peor es que en años recientes varios ex jugadores han atribuido problemas de salud (desde dolores de cabeza hasta la pérdida de habilidades de pensamiento o depresión) a golpes en el campo de juego, que les duran años.

El ejemplo más reciente es el jugador del equipo de los Osos de Chicago, David Duerson, quien se suicidó este mes después de haber dejado un mensaje pidiendo que su cerebro fuera estudiado para buscar señales de daño.

Ellenbogen y el copresidente del comité, el Dr. Hunt Batjer, pasaron toda la semana informando a empleados y ejecutivos de la liga, que están en Indianápolis para asistir a las reuniones y para que la NFL realice su prueba anual de selección de prospectos universitarios.

Si tienen alguna duda, saquen al jugador. Deben sentarlo y dejar que se recupere”, explicó Ellenbogen, neurocirujano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. “Si los dejas recuperarse, tienen muchas mejores posibilidades de recuperarse a largo plazo y de tener un mejor pronóstico”.

Ellenbogen y Batjer, neurocirujano de Northwestern, dicen que la respuesta fue entusiasta, desde los médicos de los equipos, hasta los entrenadores informados e incluso hasta el influyente Comité de Competencia.

“Claramente, la tolerancia por no manejar esto apropiadamente es de cero”, dijo Batjer a CNN.

“Todos con quienes hablamos, en vez de rehusarse, nos pidieron que fuéramos más agresivos”, dijo Ellenbogen. “Va más allá del sueño de un neurocirujano”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad