Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Carencia de un buen delantero complica a Brasil aspiraciones mundialistas

La joven selección brasileña aún carece de un delantero de calidad como tuvo en Mundiales anteriores, ¿surgirá una figura antes del 2014?
vie 01 abril 2011 09:57 AM
BRASIL
NEYMAR BRASIL BRASIL

La fácil victoria de Brasil sobre Escocia el pasado domingo en Londres hizo evidente dos cosas: que Neymar podría convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo , y que la verde-amerla difícilmente ganará algo en los próximos años, incluyendo la próxima Copa Mundial jugada en su territorio, sin un delantero estrella.

Neymar, quien hizo su debut profesional con el club Santos a sus 17 años en 2009, entró a la escena del futbol con una combinación mortal de habilidades deslumbrantes y un ritmo explosivo. Su capacidad de esquivar a la defensa y dejar a sus rivales perplejos ha dejado salivando a muchos cazatalentos en todo el mundo.

Visto como sucesor de Robinho, el único brasileño con más goles en la selección, Neymar ha anotado hasta ahora en promedio un gol cada dos partidos a favor de su equipo, y anotó una impactante cifra de 15 goles en 13 juegos para las divisiones sub-17 y sub-20, y otros equipos combinados.

Es cuestión de tiempo ver resultados de Neymar una vez que arribe al futbol de Europa a principios de la próxima temporada. Aunque su crecido ego y su temperamento exaltado lo han metido en problemas con sus compañeros y directores técnicos en el Santos, los principales equipos europeos apostarán a favor de un jugador que parece estarse asentando y madurando para convertirse en estrella.

Si sube un poco de peso y sigue aprendiendo el juego, fácilmente podría convertirse en uno de los 10 mejores jugadores del mundo en los próximos años.

Con un talento como el de Neymar, que está floreciendo justo a tiempo para la próxima Copa Mundial, l os seguidores de Brasil deben sentirse bien por la posibilidad de levantar el trofeo en casa en 2014 .

Publicidad

Sin embargo, la selección brasileña aún carece de un delantero de calidad, por lo que es muy probable que los sudamericanos tengan para llevarse los honores en los próximos tres años.

En las últimas Copas Mundiales, sobre todo aquellas en las que Brasil tuvo un excelente desempeño, la Selecao contó con personalidades como Romario y Bebeto en 1994; o de Ronaldo en 1998, quien cuatro años después volvió a ser el centro de su impresionante carrera por el título en el Mundial Corea-Japón 2002.

Pero en los últimos dos torneos, Brasil no logró llegar a las semifinales, y una gran razón de eso fue la ausencia de un goleador. Algo similar sucedió en 1982, pues a pesar del estilo y habilidad que tenía Brasil, no contaban con un jugador que pudiera concretar las posibilidades ofrecidas por Zico, Socrates y Falcao. Serginho ni siquiera era tan bueno como la mayoría de sus compañeros.

En 2006, Brasil tenía a Ronaldo y a Adriano, y aún así quedaron fuera en los cuartos de final, puesto que ninguno de ellos estaba en buenas condiciones físicas. Los dos eran la sombra de sus verdaderos seres; causaron un impacto mayor por el nombre que aparecía en su camiseta que por la calidad de su juego en la cancha.

Actualmente no hay muchos jóvenes brasileños talentosos en la verde-amarela. El domingo, contra Escocia, el técnico Mano Menezes le dio la oportunidad a Leandro Damiao y a Jonas, pero ninguno lució lo suficientemente bien.

La única solución sería pedir a Alexandro Pato o a Nilmar que encabecen la alineación. Ambos jugadores, que normalmente se alinean al lado o al centro tendrán que aprender a ser el zorro al ataque. Ambos son lo suficientemente talentosos, pero aún está por verse si pueden volverse cazadores furtivos.

¿Podrán aprender a ser líderes en lugar de andar a la deriva en sus amplias posiciones mientras son funcionales para sus equipos?

La respuesta es incierta. Si lo logran, Brasil podría ser imparable en la próxima Copa Mundial. Si no lo logran, habrá que recoger muchos corazones rotos en el país sudamericano dentro de pocos años.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad