Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Tour de Francia comienza con muchos accidentes y una 'ruta del dolor'

La primera semana de la ruta francesa se convirtió en una carnicería sobre el asfalto que aleja del pelotón a 18 ciclistas
mié 13 julio 2011 01:49 PM
TOUR
TOUR DE FRANCIA TOUR

La primera semana del Tour de Francia se convirtió en una carnicería sobre el asfalto, en la que el nerviosismo de los ciclistas alcanzó niveles de terror con varios accidentes que ya provocaron el abandono de 18 miembros del pelotón.

La estampa del holandés Johnny Hoogerland, tratando de salvar una malla con púas, con el traje hecho jirones y las piernas ensangrentadas por los cortes, es una imagen perfecta que simboliza la dureza de la Grande Boucle, en la que el español Alberto Contador ha dado tres veces contra la carretera .

El recuento de las historias de la primera semana de la reina de las pruebas del ciclismo encuentra lamentos cuando se avecinan las etapas más desgastantes en los caminos montañosos de los Pirineos y los Alpes.

El kazajo Alexander Vinokourov vivió su último momento en la Grande Boucle cargado por compañeros del equipo Astana y médicos rumbo a la ambulancia. Una caída masiva en la novena etapa le provocó la fractura del fémur, en la que ya había marcado que sería la última competencia de su carrera.

Fue justo la novena jornada la que se apoderó del sobrenombre de “rompehuesos”. Junto con Vinokourov encontraron el final de la prueba Jurgen Van Den Broeck, Frederik Willems, David Zabriskie, Pavel Brutt y Wouter Poels.

Contador se salvó por tercera ocasión de que su caída acabara con el anhelo de su tercera corona en Francia en fila y cuarta en su carrera. El madrileño pasó la semana más complicada en su andar en el Tour de Francia desde la primera jornada, en la que una caída lo alejó más de 1:30 minutos de sus principales rivales. Fue a dar con el asfalto otra dos veces a lo largo de las etapas planas poniendo su rodilla derecha en predicamentos por las inflamaciones.

Publicidad

El Tour llegó a su primer día de descanso para sanar las heridas y para que los equipos replanteen estrategias cuando varios de sus mejores hombres ya abandonaron, como le pasó al RadioShack, que vivió la salida de Christopher Horner después de que se fracturó la nariz y perdió el conocimiento tras caer en la etapa ocho.

La dura prueba no ha dado tregua a los corredores. Hay los que para evitar el nerviosismo de andar en un pelotón, en el que la zozobra es parte del largo trayecto a rodar durante varias horas, deciden fugarse desde los primeros kilómetros para luchar solos contra el viento y las subidas, pero esta estrategia fue tirada a la borda.

Hoogerland fue uno de los aventureros que dejaron al grueso de los competidores en busca del triunfo de la novena jornada sin la presión de las caídas junto a Juan Antonio Flecha, Thomas Voeckler, Luis León Sánchez y Sandy Casar.

Para los fugados todo pintaba perfecto hasta que el auto de una cadena de televisión francesa quiso rebasarlos y golpeó a Flecha, quien cayó a más de 50 kilómetros por hora con el piso y mandó a Hoogerland afuera de la carretera contra el alambrado.

Voeckler, Sánchez y Casar se salvaron por fortuna y llegaron a la meta en las primeras posiciones mientras en el grueso de la competencia Contador, Vinokourov y muchos más pasaban momentos aciagos con sus accidentes.

La segunda semana del Tour ha comenzado con los duros ascensos a los Pirineos, vislumbrado la etapa de ascenso como un bálsamo que calma el dolor después de que en el plano los accidentes han sido parte de la carrera.

La décima etapa arrancó con Voeckler vestido con el maillot amarillo de líder, mientras que los favoritos como Contador, Andy Schleck y Cadel Evans se ha debatido en un panorama de constantes caídas, en el que el español se ha dolido por una lesión en la rodilla.

En esta misma etapa se dio a conocer el positivo por una sustancia prohibida del ciclista ruso Alexander Kolobnev, quien se convirtió en el primer competidor en ser expulsado del Tour de Francia

Mark Cavendish de HTC se alzó este miércoles con su tercera etapa en el Tour de Francia, resultado que lo ha situado como líder de la clasificación de los puntos. El británico saldrá con el maillot verde este jueves en espera del primer contacto con la gran montaña. 

La corona de la edición 2011 de la Grande Boucle tendrá manchas de sangre de tantos caídos para su vencedor, que podrá rodar en París sin la presión de que un accidente marque su destino.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad