Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Novato de la NFL cambia el juego por el podado de césped, a causa del paro

El jugador de los Bills, Marcell Dareus, trabaja cortando césped mientras espera que se reanuden las labores del la liga de futbol americano
mié 20 julio 2011 06:17 PM
Marcell Dareus
Marcell Dareus Marcell Dareus

Si hubiera sido cualquier otro año en la Liga Nacional de Futbol, el novato Marcell Dareus probablemente ya sería un multimillonario.

Pero debido al paro de labores en la NFL, el importante prospecto defensivo, elegido tercero en la general por los Bills de Buffalo este año, no ha conseguido un cheque del tamaño de la NFL; o ningún cheque en absoluto, para el caso.

En cambio, el destacado ex estudiante de la Universidad de Alabama espera una resolución al bloqueo de meses de duración, siendo el único diseñador de paisajes en Birmingham con su propia tarjeta de colección.

“Estoy muy ansioso por comenzar la temporada”, dice Dareus de 21 años, desde la cima de su cortacésped John Deere. “No puedo esperar a llegar a Buffalo para ver a los afcionados. No puedo esperar a sumergirme totalmente en la NFL. Es surrealista”.

Hay indicios de que el bloqueo podría estar llegando a su fin pronto; los 32 dueños de la liga se reunirán en Atlanta el jueves, donde se espera que voten acerca de un nuevo convenio laboral con el sindicato de jugadores .

Mientras tanto, Dareus, un liniero de 136 kilogramos de la NFL, se encarga de podar los céspedes suburbanos bajo la mirada escrutadora de Lester 'Sarge' Reasor, un sargento retirado que apenas le llega al antebrazo a Dareus”.

Publicidad

“Esto podría haber sido delineado un poco mejor aquí”, dice Reasor, que apunta hacia un trozo de césped.

El hecho de que Dareus se encuentre en la cúspide de la fama como jugador de futbol profesional no ha suavizado las órdenes de Sarge.

“Tengo que levantarlo alrededor de las 6:00 todas las mañanas”, dice. "Lo saco de la cama para que este césped sea cortado”.

Y como aparentemente todas las casas del barrio pertenecen a un familiar o un amigo de los Reasor, Dareus tiene un suministro interminable de césped para cortar y setos que podar.

El horario de trabajo estilo campamento militar de Sarge hace que dos días en un campo de entrenamiento de la NFL parezcan un paseo por el parque: Después de que lo despiertan, la primera tarea diaria de Dareus es lavar la cortadora de césped antes de salir al asfixiante calor de Alabama.

“(A Sarge) le gusta esperar hasta el mediodía, cuando el sol está radiante directamente sobre ti”, dijo Dareus.

A pesar de que reprende con suavidad a Dareus por su orden y perspicacia, el vínculo entre la estrella del futbol y el sargento retirado es sin lugar a dudas de respeto y afecto mutuo. Y es una relación que ambos necesitaban precisamente en el mismo momento.

La familia Reasor, profundamente involucrada en el servicio a su comunidad, acogió a Marcell cuando estaba en la escuela preparatoria después de que una enfermedad crónica dejara a su madre incapaz de suplir incluso las necesidades más básicas de sus siete hijos.

Sarge y su esposa, Juanita, cuyos hijos ya eran adultos, disfrutaron teniendo al adolescente gigante y apacible en su nido vacío.

El envejecido ex sargento, con todos esos jardines por cortar, estaba entusiasmado por tener ayuda en casa.

“Dios envió (a Marcell y a sus hermanos) aquí mismo en el momento preciso para salvarme”, dijo Sarge, a quien Dareus se refiere como su padrino.

La madre de Dareus falleció el año pasado, antes de llegar a ver a su hijo cumplir su sueño de ser reclutado por la NFL.

Sin embargo, antes de morir confió a Sarge el cumplimiento de su propio sueño: que Dareus se graduara de la universidad.

A pesar de que puede dejar Tuscaloosa para ir a Buffalo, Dareus espera graduarse en diciembre con la ayuda de los cursos en línea.

Es algo que le serviría bien si no se reanudara la NFL.

Pero Dareus no está pensando en el paro de labores. Está pensando en el lugar que le gusta más: el campo de futbol.

“Realmente no puedo esperar. Estoy ansioso por volver al campo”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad