Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El 'tiburón blanco', Michael Phelps no ha podido ganar oro en Shanghái

El Mundial de natación y clavados está entrando a su etapa de finales. Mientras la delegación china muestra su poderío, Phelps no gana oro
mar 26 julio 2011 11:37 AM
Mundial de natación
Michael Phelps Mundial de natación

Michael Phelps perdió en las primeras sesiones de finales de natación de los Mundiales de Shanghái. La marca dorada que lo ha acompañado en las albercas desde su irrupción como un astro hace nueve años en los Mundiales de Barcelona 2003, lo ha dejado solo.

Los esfuerzos del mejor nadador en la historia, tras sus 14 medallas de oro olímpico, se sumergieron este martes cuando su compañero y amigo Ryan Lochte lo derrotó en la pelea por el título de los 200 metros libres; ya en la primera sesión de finales, el Tiburón blanco había sido cazado junto al relevo estadounidense en el 4X100 y probó el no tan agradable sabor del bronce.

Luego, Lochte, quien lo desplazó como el mejor nadador del planeta en 2010, detuvo el cronómetro de la prueba en 1:44.44 minutos, 35 centésimas mejor tiempo que Phelps (1:44.79) para quedarse con el cetro en una competencia que arrancó alaridos después de que entre el primero y quinto sitio sólo hubo apenas 55 centésimas de diferencia.

Entonces Phelps se conformó con la plata, que entra en una bolsa poco habitual para el Tiburón blanco. En los anteriores Mundiales que cuentan su incontestable historia de éxito  ̶̶̶ Barcelona 2003, Montreal 2005, Melbourne 2007 y Roma 2009 ̶̶̶  el nadador de Baltimore había perdido sólo cuatro finales a cambio de 21 medallas de oro. Nunca antes de Shanghái 2011 había conocido en una justa planetaria lo que era ser tercero (como le ocurrió con los relevos 4x100).

A Phelps le quedan en agenda las pruebas de 100 y 200 metros mariposa, en las que sigue considerándose como máximo favorito para refrendar los títulos de Roma 2009, así como el 200 metros combinado, en la que chocará otra vez con Lochte.

En labor de equipo le resta el 4X200 libres y el 4X100 combinado, en las que nadará a un lado del amigo que le arrancó su primer oro de Shanghái.

Publicidad

China, el gigante lleva su dominio a las albercas

El deporte chino no encuentra límites. Después de arrasar con los 10 oros en las fosas de las pruebas de clavados, la máquina roja trasladó su poderío a las albercas en las que ya suma cuatro metales dorados.

La quinceañera Ye Shiwen es la nueva monarca en los 200 metros combinados tras vencer en la final, con un meteórico tiempo de 2:08.90, a la estadounidense Arina Kukors (2:09.12), reina de los Mundiales de Roma 2009, y a la australiana Alicia Coutts (2.09.00).

El poderío de la natación femenil china tuvo este martes su segundo metal dorado de la mano de Jing Zhao, quien batió con un tiempo de 59.05 a la rusa Anastasia Zueva (59.06) en la final de los 100 metros dorso.

China despeja las dudas sobre su potencial en la alberca con miras a los olímpicos de Londres. Su colecta de cuatro medallas luego de tres sesiones de finales, que complementa con la plata de Sun Yang en los 400 metros libres (3:43.24) y el bronce de Li Xuanxu en los 1,500 libres (15:58.02), proyecta al gigante asiático entre las potencias que pelearán los medalleros acuáticos de las magnas pruebas de verano de 2012.

¿Cómo va México en el Mundial de Natación?

Para la delegación tricolor, Shanghái se convirtió en tierra de oportunidades. En la fosa de clavados un par de metales de bronce colocaron a México en el medallero mundialista, logros que fueron complementados con seis plazas olímpicas para Londres 2012.

Paola Espinosa se quedó en la orilla de refrendar la corona de la plataforma que alcanzó en Roma 2009, pero su medalla de bronce, sólo superada por las representantes chinas Chen Roulin y Hu Yadan, la consolidó como la carta más seria en este momento del deporte mexicano en sus aspiraciones de trascender en Londres.

El bronce en los sincronizados de tres metros con Yahel Castillo y Julián Sánchez, quienes también alcanzaron plazas individuales, fortalecen las esperanzas de medallas a un año del inicio de las justas olímpicas. Los clavados mexicanos complementaron su colecta de boletos a Londres con Laura Sánchez (tres metros), Iván García (10 metros).

En la disciplina de nado sincronizado el equipo logró su primera final mundialista en más de una década finalizando en la posición 11, mientras que en la alberca, los nadadores luchan con décadas de retraso para mejorar los modestos libros de récords nacionales.

La más destacada ha sido Patricia Castañeda con una posición 16 en los 1,500 metros después de mejorar el récord absoluto mexicano, que ya tenía su nombre, con un tiempo de 16:26.03 minutos.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad