Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Cruz Azul lamenta el asesinato del exfutbolista Ignacio Flores

Conocidos del exjugador del club de futbol mexicano lamentaron su crimen y lo despidieron entre recuerdos y condenas a la violencia
vie 12 agosto 2011 01:20 PM
MexSport
Flores-CruzAzul-MexSport

Compañeros, amigos y discípulos de Ignacio Flores, el exjugador del Cruz Azul asesinado el jueves , repudiaron el crimen contra el histórico lateral derecho y lo despidieron entre reflexiones y condenas contra la violencia.

Los restos de Nacho Flores fueron velados la noche del jueves en una capilla del sur de la Ciudad de México.

Al lugar asistieron personalidades del futbol mexicano y del Cruz Azul, entre ellos Enrique Meza, director técnico del primer equipo y excompañero de juego de Flores durante la década de 1970, y Guillermo Álvarez, presidente del club.

La última vez que los cementeros coincidieron con el eterno número dos de La Máquina fue hace dos semanas, en la presentación del nuevo uniforme en las instalaciones de La Noria en el sur de la Ciudad de México, aseguró el presidente del Cruz Azul.

"Siempre había momentos de coincidir con todos esos jugadores de la época dorada de Cruz Azul, que apoyan a los jugadores de fuerzas básicas y como buscadores de talento", dijo.

Otros que despidieron a Nacho fueron sus excompañeros Rodolfo Montoya, Omar Mendiburu, Javier Sánchez, Marco Mendizábal, Adrián Chávez, Gerardo Lugo y Agustín Manzo, además de algunos jóvenes que eran instruidos por el profe Flores.

Publicidad

Mejor persona que jugador

Luego de darse a conocer la muerte de Flores, algunos de sus excompañeros coincidieron en recordarlo como un jugador trascendente en el futbol mexicano, pero más aún como un buen ser humano.

"Él vivió todas sus etapas exitosas acá en Cruz Azul, pero con lo que más me quedo es con la persona. Sus logros son fantásticos (ganó cinco títulos de liga con el Cruz Azul), pero Nacho, como persona, era de una gran calidad humana", aseguró Alberto Quintano, vicepresidente del club.

"Yo me quedo siempre con la imagen de un jugador caballeroso, muy limpio, muy técnico y que en todo momento dio muestras de su calidad futbolística y todavía podía yo calificar como el mejor lateral derecho mexicano en los 70", dijo el presidente del club, Guillermo Billy Álvarez, quien destacó la "calidad técnica y madurez" de Flores, desde que comenzó a brillar en el equipo al sustituir a Marco Antonio Rodríguez.

“Todos sabemos que el club está de luto porque se ha ido un grandísimo jugador, un emblema y aún una mejor persona. No tuve el gusto de conocerlo tanto, pero lo sentimos como una pérdida para la institución y para su familia”, afirmó el delantero de La Máquina, Emanuel Villa.

Meza pide cuidado a sus jugadores

El técnico Enrique Meza aprovechó la noticia sobre la muerte de Nacho Flores para pedir a sus jugadores que eviten las salidas nocturnas y cualquier incidente que pueda afectarlos en sus vidas y carreras, una solicitud que ya ha repetido en varias ocasiones, explicó Emmanuel Villa.

“En sí, hay peligro en todas parte del mundo. El tema es saber manejar los horarios, los lugares y acá tenemos un claro ejemplo. El profe (Meza) nos viene diciendo que la noche se hizo para dormir y que a partir de que baje la luz del sol, salir lo menos posible siempre va a ser mejor", aseguró el ariete argentino.

"Lamentablemente la mayoría de las cosas suceden a esas horas, pero también se dan en el día y si te toca, te toca", consideró.

Cruz Azul pide respeto por la vida ajena

El vicepresidente del Cruz Azul repudió el incidente en que perdió la vida Ignacio Flores y pidió a la delincuencia y a la sociedad tener más respeto por la vida ajena.

"Veo muy difícil que las autoridades solas puedan resolver este problema, yo pienso en hacer un llamado al mundo, a la sociedad en términos generales, a respetar y a respetarse, a respetar al ser humano, porque cada uno es algo especial y algo precioso", dijo Alberto Quintano.

El estado de Morelos, colindante en su parte norte con la Ciudad de México, ha sido escenario de algunos de los enfrentamientos más violentos derivados del combate al crimen organizado que realiza el gobierno mexicano desde 2006, en el que han muerto más de 40,000 personas.

Parte de la violencia en Morelos es atribuida a la lucha por el control del territorio que sostienen los grupos narcotraficantes de los Beltrán Leyva, el cártel del Pacífico Sur y Los Zetas.

"¿Cómo vamos a interrumpir a alguien en su vida por un enojo, por un robo o por diferentes circunstancias?", cuestionó Quitano.

La PGR podría analizar el caso

La Procuraduría General de la República (PGR) podría atraer el asesinato de Ignacio Flores por haberse cometido en una carretera federal y por el tipo de armamento utilizado, aseguró el vocero de la Procuraduría General de Justicia de Morelos, Efraín Vega.

Las autoridades de procuración de justicia morelenses analizan su competencia en el caso para decidir si solicitan apoyo a la PGR, aunque el organismo federal puede hacerse cargo del caso en cualquier momento, explicó Vega en entrevista para la cadena Radio Fórmula.

Nacho Flores fue atacado el jueves cuando regresaba a la Ciudad de México del sureño estado de Morelos, donde había comido con su madre. La camioneta en que viajaba recibió más de 70 disparos de armas de alto calibre, de acuerdo con las autoridades estatales.

Dos hermanos que viajaban con el exjugador resultaron heridos pero sobrevivieron al ataque, según la fiscalía morelense.

Flores fue un jugador exclusivo del Cruz Azul entre 1972 y 1990, años en los que ganó cinco campeonatos con el equipo. Después de retirarse, participó en la escuela de fuerzas básicas formando a las nuevas filas del club cementero. En 1978, Flores fue seleccionado nacional en el Mundial realizado en Argentina.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad