Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México recibe al 'devorador de mexicanos' como un héroe

De visita en México, el boxeador filipino y su próximo contrincante mexicano promocionaron su tercera pelea del 12 de noviembre en Las Vegas
jue 08 septiembre 2011 04:19 PM

El boxeador filipino Manny Pacquiao, conocido como el Mexican killer por su racha victoriosa contra pugilistas mexicanos, parece que ya no quiere tener más ese mote inevitable.

En un perfecto español, el ocho veces campeón lamenta "pelear con otro boxeador mexicano, pero así son las cosas", dijo Pacman a los amantes del box, congregados en la Plaza de la República, en la Ciudad de México. Junto con él estuvo Juan Manuel Márquez, su próximo contrincante mexicano.

El filipino quedó sorprendido con el recibimiento del público, como un héroe y no como un villano. Sin embargo, el grito de "¡Márquez, Márquez!" ahogó a los que llevaban sus pancartas de apoyo al "devorador de mexicanos".

Lleno de alegría de estar con su público, Dinamita Márquez dijo que la respuesta de la gente lo motiva a seguir y que le dedicará la pelea a su familia y a su suegro, recientemente fallecido.

Los dos boxeadores estuvieron juntos para cerrar la gira de promoción de su próxima pelea en Las Vegas, este 12 de noviembre.

Será la tercera vez que Márquez y Pacquiao se vean las caras en el ring, una pelea que es una oportunidad de revancha para el mexicano y para el asiático, la de demostrar quién es el mejor, pues de los tres duelos Manny ha salido victorioso en una, en 2008, aunque no por nocáut, sino por decisión dividida.

Publicidad

En la pantalla grande, colocada en la plaza, se recordaba aquella última batalla, y como si vivieran nuevamente la experiencia boxística, el público abucheó cuando el réferi levantó el brazo de Pacquiao.

Unos jóvenes viajaron desde Ciudad Juárez para apoyar a Pacman, dejando de lado los "nacionalismos" en una presentación semejante a una verdadera verbena propia de días patrios.

"No estamos hablando de religión, de países, de política. Hablamos de dos de los mejores boxeadores, pero hay que reconocer que Pacquiao ha ganado todo por su propio mérito y ha demostrado ser el número uno", aseguró Ángel Balbuena, un fanático chihuahuense del box, quien mandó un mensaje de que en Ciudad Juárez, considerada una de las más peligrosas del país, no es solo violencia: también se aprecia el deporte.

Pero la mayoría de las personas que estuvieron al pie del Monumento a la Revolución apostaban a que el capitalino por fin lograría su revancha, y por nocáut. Para ellos, Márquez, uno de los mejores boxeadores en la historia de México, "está al tiro", como expresó Manuel García, otro amante del box.

Otro boxeador mexicano, Humberto Chiquita González, también se unió a los buenos pronósticos para Dinamita y aseguró que el actual campeón de peso ligero viene "más motivado" en comparación a las peleas previas entre estos dos gigantes.

Desesperación

El encuentro con Pacquiao y Márquez tuvo demoras y los asistentes comenzaron a desesperarse, a empujar las vallas. Algunos niños llorando tuvieron que ser rescatados de entre la multitud, el desorden estuvo a punto de echar abajo el evento, a pesar de que un grupo de bailarinas salió en varias ocasiones al escenario para tratar de calmar los ánimos.

El presidente del Consejo Mundial de Box, José Suleiman, subió al escenario con una bandera mexicana para decir que había que "darle una buena bienvenida a Manny Pacquiao", pero no tuvo éxito.

La desesperación terminó cuando el camión turístico en el que viajaba el filipino y el mexicano arribó al sitio, después de visitar varios puntos de la capital como la Catedral Metropolitana y el Congreso de la Unión , y comenzó la algarabía.

Márquez y Manny regalaban autógrafos en guantes de box que el público lanzaba al autobús, mientras que en los edificios aledaños ondeaban banderas mexicanas.

La espera terminó y los boxeadores estaban listos para promocionar la que promete ser una de las mejores peleas del año.

"Viajamos 25,000 millas para poder promover en todo el mundo esta pelea... que será clásica", aseveró el promotor estadounidense Bob Arum en la rueda de prensa.

El entrenador de Márquez, recientemente ingresado al Salón de la Fama del box , Ignacio Nacho Beristaín, comparó el recibimiento del público mexicano como el que se dio en Manila semanas antes y agradeció el apoyo a su boxeador.

Juan Manuel Márquez y Pacman llegan a esta pelea con el mismo récord de victorias, 53, aunque el mexicano suma cinco derrotas y un empate (con el mismo Pacquiao), mientras que el filipino sólo tiene tres derrotas y dos empates.

Al final de la conferencia, Márquez anunció un plan con la Secretaría de Salud de la Ciudad de México para regalar un millón de alimentos en México.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad