Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Brasil nombra a un nuevo ministro del Deporte tras denuncias de corrupción

La presidenta Dilma Rousseff designó a Aldo Rebelo, un día después de que Orlando Silva renunció por acusaciones de irregularidades
jue 27 octubre 2011 02:49 PM
Aldo Rebelo-Orlando Silva
Aldo Rebelo-Orlando Silva Aldo Rebelo-Orlando Silva

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, nombró este jueves a un nuevo ministro de Deporte, un día después de que el anterior renunció en medio de acusaciones de corrupción.

El diputado Aldo Rebelo, figura del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), ocupará el puesto que dejó vacante Orlando Silva, un militante de la misma fuerza política que en las últimas dos semanas había sido señalado por el presunto desvío de recursos de un programa social, diseñado para incentivar a los niños a practicar deportes.

Las acusaciones se difundieron luego de que el expolicía Joao Dias Ferreira declarara que Silva contribuyó a desviar unos 40 millones de reales —alrededor de 23 millones de dólares— para enriquecimiento ilícito o financiar a otros políticos comunistas. Silva niega las afirmaciones pero, según algunos analistas, su imagen resultó afectada.

El miércoles se convirtió en el quinto ministro que renuncia al gobierno de Rousseff por supuestas irregularidades, desde que la presidenta asumió el poder en enero pasado. Las otras carteras que han cambiado de titular son Presidencia, Transportes, Agricultura y Turismo. Nelson Jobim dejó Defensa, aunque no por corrupción sino por diferencias con la mandataria .

“Recibí una invitación y acepté”, dijo Rebelo a periodistas este jueves, tras una reunión con Rousseff. El nuevo ministro será una pieza clave en la organización del Mundial de futbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Rebelo es un periodista de 56 años que inició su actividad política desde joven, principalmente en movimientos estudiantiles. Se afilió al PCdoB en 1977, cuando el partido era considerado clandestino. La dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 lo declaró ilegal.

Publicidad

Ha sido diputado desde 1991 y fue presidente de la Cámara baja entre 2005 y 2007. De 2004 a 2005 fue ministro de Relaciones Institucionales en el gobierno del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El diputado Candido Vaccarezza, líder de la bancada oficialista en el Congreso, dijo a periodistas que Rebelo “tiene un nombre respetable”. “Es un cuadro político de una gran envergadura y un militante leal a las causas populares”, declaró.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad