Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Entre frío y lluvia, miles de ciudadanos celebran el triunfo de Tigres

Miles de ciudadanos celebraron en las calles el triunfo de los 'felinos' contra el Santos, y obtener un campeonato después de 29 años
dom 11 diciembre 2011 10:23 PM

Después de 29 años sin conquistar un título, los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) volvieron a ser campeones. El estado norteño del país encontró este domingo en el futbol una temporal alegría ante la serie de eventos violentos que han ocurrido en el estado en los últimos meses.

La muerte de 52 personas en el casino Royale, el asesinato de funcionarios, las constantes balaceras, y los enfrentamientos en bares, fueron superados por el entusiasmo de miles de regiomontantos que se congregaron por la noche en la Macroplaza, uno de los espacios públicos más representativos de la capital Monterrey.

Tigres derrotó con un marcador de 3-1 al Santos Laguna, convirtiéndose en campeones del Apertura 2011.

Los 'felinos' saldaron una deuda con su afición y se llevaron el título en el Volcán , en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, que estalló en emoción cuando en punto de las 18:00 horas inició el partido histórico.

Dos horas antes, la afición regiomontana entró en un estado de euforia, cuando el camión de Tigres se abrió pasó entre la multitud. Algunos santistas disimularon su casta con chamarras de color amarillo, que momentos después se quitaron y dejaron al descubierto el característico verde de su uniforme, cuando los laguneros anotaron en el primer tiempo su único gol.

Bajo una temperatura de 10 grados y una débil llovizna, la escuadra comandada por Ricardo Ferretti, El Tuca, luchó por el campeonato frente a más de 45,000 aficionados santistas y felinos; afuera, vendedores ambulantes ofrecían playeras, tazas y todo tipo de souvenirs, y los revendedores ofrecían boletos a precios más altos.

Publicidad

Personajes tan variados de la política local y el deporte desfilaron: desde el exfutbolista Luis Hernández, hasta el gobernador Rodrigo Medina y el alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal, quienes anticiparon el triunfo de Tigres.

Los 90 minutos del partido concluyeron. La barra del equipo local coreaba sobre la avenida Alfonso Reyes “Tigres campeón”, y ondeaba el lábaro felino. Los aficionados saltaban, gritaban, pero su euforia fue aplacada por el fuerte dispositivo de seguridad de elementos de seguridad municipales y estatales.

“Ha sido uno de los mejores partidos a los que he asistido. Por fin, los Tigres nos dieron algo que habíamos anhelado, definitivamente merecían el triunfo”, dijo Juan Torres, aficionado felino desde hace más de tres décadas.

“Santos dio una buena batalla. Definitivamente ambos son campeones, pero el título y la corona se lo llevan los Tigres”, comentó Rodolfo González, un santista que viajó desde Torreón, Coahuila, la cuna del equipo.

Más de 25,000 seguidores de Tigres acudieron por la noche a la Macroplaza de Monterrey para celebrar el campeonato, a pesar de la lluvia y el frío,  reportó la agencia EFE.

"Es demasiada emoción, tras esperar 29 años para poder ganar una nueva copa", gritó un aficionado.

Primer tiempo: Santos toma la ventaja

La escuadra santista jugó agresivamente durante los primeros 45 minutos del juego, pero le costó la expulsión de Oswaldo Sánchez en el minuto 11, cuando el arquero cometió una falta contra Danilhino. Lucas Lobos cobró el penalti, pero Becerra lo paró.

Santos acumuló otra tarjeta amarilla por una entrada de Rodolfo Salinas. Con diez jugadores, los laguneros continuaron una ofensiva y Oribe Peralta anotó el primer gol para los laguneros al minuto 30.

Tigres intentó recuperar el balón, pero su estrategia le valió dos tarjetas amarillas: una para Torres Nilo en el minuto 36, y otra para Lobos en el 38.

Segundo tiempo: El contrataque

Ante la ofensiva lagunera, los Tigres sacaron su garra y anotaron en el minuto 52 su primer gol, a cargo de Mancilla, quien fue amonestado en el 56.

La afición coreaba anticipadamente la victoria del equipo regiomontano. El contraataque felino prosiguió con su segundo gol en el minuto 63. El marcador era 2-1.

El partido entró en tensión en el minuto 68, cuando Santos y Tigres recibieron simultáneamente tarjetas rojas. Los felinos recibieron una amonestación adicional en el 70.

El Volcán se encendió de emoción, cuando en el minuto 86, Alán Pulido conectó el tercer gol para Tigres. El marcador final fue de 3-1.

Cuatro minutos después, el árbitro anunció el fin del partido.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad