Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Barcelona gana el Mundial de Clubes tras vencer al Santos de Brasil

El conjunto blaugrana obtuvo su segundo título de campeón del mundo con una victoria de 4-0 ante el equipo brasileño
dom 18 diciembre 2011 06:52 AM
messi barcelona mundial clubes santos japon
messi barcelona mundial clubes santos japon messi barcelona mundial clubes santos japon

El club español Barcelona venció al Santos brasileño por 4-0 y se coronó campeón del mundo en Japón, en una final en la que el equipo de Pep Guardiola ofreció un nuevo recital y logró su segundo título del Mundial de Clubes.

El argentino Messi, en dos ocasiones, y Xavi y Cesc, lograron los goles en una noche mágica para la historia que enmarca la brillante trayectoria del Barcelona.

En el estadio se respiraba desde minutos antes del encuentro un ambiente de gran final, con las dos aficiones de ambos equipos ocupando los fondos del campo y desplegando todo su repertorio de cánticos, pancartas y banderas.

Guardiola, obligado por la baja de David Villa y la duda de Alexis, apostó por fortalecer el centro del campo con Thiago y dejar solo en punta a Messi.

Ramalho, entrenador del Santos, sacrificó a un centrocampista de creación como Elano para apuntalar la defensa y sacar tres centrales y dos laterales con recorrido, Leo por la izquierda y Danilo por la derecha.

Los jugadores del Barcelona llegaron al campo con una camiseta en la que se leía: "Mucha fuerza Guaje", como muestra de apoyo para su compañero David Villa, quien se fracturó la tibia en la semifinal y tuvo que regresar a Barcelona.

Publicidad

Desde el inicio, el Barcelona, con tres centrales, llevó la iniciativa con Alves por la derecha y Thiago por la izquierda abriendo mucho el campo, y acumulando hasta siete jugadores en el centro del campo.

El empuje del Santos , en el que todos presionaron, incluso su estrella Neymar, convirtió el partido en un encuentro abierto.

Fruto de la paciencia y del toque azulgrana, comenzaron a llegar las ocasiones para el combinado de Guardiola que en los primeros 15 minutos se hizo dueño del balón.

Xavi metió un pase al hueco desde la frontal, Durval falló estrepitosamente en el despeje y Messi, solo ante Rafael, la picó por encima para hacer el 1-0 en el minuto 17.

Con el resultado a favor, el club español siguió con su juego, apoyado en un Messi omnipresente que superaba una y otra vez a los jugadores del Santos.

El equipo de Guardiola empezó a marear a su rival, y el 2-0 no tardó en llegar. Después de un recital de pases al primer toque, el balón acabó en los dominios de Alves que centró y Xavi, con un sutil toque que descolocó a Rodrigo, se colocó el balón y remachó a la red en el minuto 24.

Las oportunidades para el Barcelona se sucedieron, como un tiro al palo de Cesc en el minuto 28, con el Santos completamente "noqueado", nervioso, sin saber que hacer con el balón y sin noticias de su estrella, Neymar.

Ramalho reaccionó y dio entrada a Elano por Danilo, que se marchó lesionado, con la esperanza de ganar en consistencia en el centro del campo, aunque todo fue un espejismo y el Barcelona se dedicó a mover el balón y enfriar el partido.

Lentamente a base de toque se iba acercando el equipo español al área de Rafael y en una de sus acometidas a Rodrigo, que hizo aguas, se le escapó Messi, que de tacón dentro del área prolongó a Alves y su centro, tras varias carambolas acabó en los pies de Cesc que logró a placer el tercero en el minuto 45.

El segundo tiempo comenzó como terminó el primero: con una marcha de Messi que, ante la pasividad del Santos, recortó al borde del área y cedió a Cesc que afinó en exceso el tiro y falló por milímetros.

Neymar, muy desasistido por la falta de juego de su equipo, dejó destellos de su tremenda calidad y rapidez cada vez que pudo, aunque demostró que por el momento las diferencias entre él y Messi son abismales.

Con el Barcelona relajado y el Santos resignado, el segundo tiempo se convirtió en un partido más abierto y falto de intensidad.

El cuarto gol de la noche fue de nuevo obra de Messi, que regateó con facilidad en el área chica a Rafael, y demostró una vez más, con un partido inconmensurable, por qué es el mejor jugador del mundo.

Con el título ganado hoy en Yokohama, el Barcelona cierra un año redondo (en el que también ha ganado Liga, Liga de Campeones, Supercopa de España y de Europa), y logra su segundo título intercontinental, tras el cosechado en 2009 ante el conjunto argentino de Estudiantes de La Plata.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad