Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Andrew Watson, el primer futbolista internacional de origen africano

Escocia debutó al primer futbolista de origen africano en un partido internacional. Fue el capitán del equipo escocés y derrotó a Inglaterra
dom 08 enero 2012 08:26 AM
Andrew Watson futbol racismo
Andrew Watson futbol racismo Andrew Watson futbol racismo

El futbol moderno es un crisol de culturas, a medida que jugadores de diversos orígenes étnicos son las principales celebridades en el deporte.

No siempre es una mezcla cómoda, como pudo verse en las recientes disputas de racismo en las que participaron John Terry y Luis Suárez.

Pero el panteón de celebridades de futbol no siempre fue un rico tapiz multicultural. Nada más lejos de eso.

A finales del siglo XIX cuando el deporte estaba en pañales, en su hogar de Gran Bretaña, dominada por blancos, no existían ligas oficiales y sólo había un puñado de competencias de copa domésticas.

Los partidos internacionales eran el pináculo de la competencia. Inglaterra y Escocia compitieron por primera vez en 1872, pocos partidos se diputaban fuera del Reino Unido e Irlanda hasta que se formó la FIFA en 1904.

Y fue Escocia, en 1881, el que dio a conocer al primer futbolista internacional de origen africano, Andrew Watson, un británico originario de Guyana Británica.

Publicidad

“Era el hijo de un comerciante de Glasgow que tenía negocios en Indias Occidentales y también en lugares de Sudamérica”, le dice a CNN el curador del Museo del Futbol Escocés, Richard McBrearty.

“Supongo que es una historia de la época. Andrew nació fuera del matrimonio, hijo de un rico comerciante blanco y su madre era de Guyana Británica”.

Las actitudes sociales de la época se traducían en que Watson, a pesar de que disfrutaba de apoyo financiero y de una buena educación, nunca fue reconocido por su padre.

“Todo lo que se tenía que firmar, ya fuera por la escuela o la educación, normalmente se realizaba a través de un intermediario”, explica McBrearty. “Así que fue reconocido por su sangre, pero siempre hubo una distancia”.

Los primeros registros de Watson lo muestran que se unió al equipo de Parkgrove de Glasgow  —que en ese momento disfrutaba de un mejor perfil que sus ahora famosos vecinos, los Glasgow Rangers— tanto en estilo de juego como en capacidad fuera del campo.

En su papel como secretario de partidos, Watson hizo historia al convertirse en el primer administrador de futbol de origen africano. En 1880 se unió a Queen’s Park, el equipo más grande de Glasgow y el más poderoso de Escocia.

Al año siguiente representó a Escocia en el primero de sus tres partidos internacionales, fue capitán del equipo de su país en la historia victoria de 6-1 sobre Inglaterra en el campo Oval de Londres, ahora un recinto internacional de cricket.

“Incluso hasta el día de hoy con los fantásticos equipos a los que se enfrentó Inglaterra con el paso de los años, como los húngaros de 1953 y Brasil de Pelé, la victoria de Escocia todavía es la peor derrota de Inglaterra en casa”, dice McBrearty.

El equipo de Escocia comandado por Watson fue pionero de un revolucionario juego de pases, en una época en que se jugaba el futbol de una forma muy individual.

“Es una figura muy importante en el futbol. Fue capitán de Escocia contra Inglaterra, lo cual absolutamente era el honor más grande que pudieras tener en ese momento. También fue una época en que Escocia tenía mucho éxito en el futbol internacional”, dice McBrearty.

“La manera como se jugaba en ese tiempo, Escocia elaboró un juego de pases cortos. El margen de la victoria se debió a que Escocia fue el primero en promover un verdadero valor de los pases basados en el equipo. Watson estuvo a la vanguardia de eso”.

A pesar de su importante papel en el equipo nacional, Watson todavía encontraba maltrato, algo simbólico de una era menos ilustrada.

“Lo que nos encontramos en un artículo muy cortés sobre Watson es que se topó con ‘jugadores esplenéticos’ (jugadores de mal temperamento) en el campo. Ahora eso me hace pensar que el color de su piel era objeto de ataque”, dice McBrearty.”

“Eso da la idea de que, incluso en ese tiempo, esto claramente pasaba y Watson tuvo que levantarse por encima como futbolista y sobretodo como ser humano”.

El comportamiento de Watson en el campo es algo que McBrearty cree también es para destacar, dice que tenía una reputación de ser un caballero.

“Ciertamente gana elogios generalizados. La adoración que tiene claramente se debe a que logra superar las dificultades que se encuentra en el campo de juego”.

Después de dejar Queen’s Park, Watson se dirigió a Inglaterra para jugar con el ahora extinto equipo de Swifts en Londres.

McBrearty cree que Watson se convirtió en el primer jugador de origen africano que jugó en la FA Cup inglesa durante la temporada de 1882-83.

Watson murió en Sydney, Australia en 1902 a los 44 años, pero McBrearty cree que la contribución que hizo al futbol pavimentó el camino para los grandes nombres de los jugadores de origen africano que vemos hoy en el futbol.

“Es muy importante para el futbol mundial, no sólo para el escocés, no sólo para el británico. Es uno de los primeros pioneros. Jugó futbol internacional, fue capitán de un equipo internacional y resultaron ser los mejores de esa época”.

“A medida que se extiende el futbol a todo le mundo con jugadores de origen africano quienes ahora se encuentran entre los mejores del mundo, y nos fijamos en el legado de los fantásticos jugadores brasileños como Pelé y Garrincha, (eso) en realidad se remonta a hombres como Watson”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad