Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Egipto se encuentra en un 'túnel oscuro' en el futbol

El jugador egipcio Ahmed Hassan afirma que el deporte en ese país no está en su mejor momento
sáb 14 abril 2012 10:40 AM
egipto
egipto cairo futbol disturbio egipto

El 1 de febrero, disturbios mortales en un partido de futbol en Port Said sumieron a Egipto en luto y desesperación. La liga nacional fue cancelada y el futuro de una de las potencias tradicionales del futbol en África parece sombrío.

Sin embargo, un poco de esa penumbra fue removida semanas después cuando Ahmed Hassan hizo historia al hacer su aparición internacional número 179, un nuevo récord mundial que ofreció un rayo de esperanza en un momento de confusión.

Pero, mientras se prepara para continuar la fase de reconstrucción de parte del faraón del futbol egipcio (como se le conoce), Hassan dice que Egipto, un país donde el deporte y la política están ligados, enfrenta un largo camino hacia su recuperación antes de que pueda resolver sus problemas y salir de "un túnel oscuro".

"Todo el país está sufriendo una falta de ética, así como una falta de seguridad, y está causando problemas en todas las facetas de la vida", dijo el futbolista de 36 años al sitio web oficial de la institución que gobierna las federaciones del futbol, la FIFA.

"No hay duda de que el futbol se va a recuperar pero todo el país tiene que hacerlo salir del túnel oscuro. La estabilidad sólo regresará cuando todos los miembros de la comunidad, ya sean jugadores, aficionados, árbitros, periodistas o staff de seguridad reconozca su papel, se apegue a él y respete el de los demás".

La aparición histórica de Hassan llegó el 27 de febrero en un partido amistoso contra Kenia en Catar. El equipo egipcio no ha podido jugar en casa desde los disturbios, que dejaron 74 muertos después de un partido entre Al-Masry y Al-Ahly. Se perdieron más vidas mientras la pelea se extendió por todo el país.

Publicidad

Hassan, quien ha regresado al equipo nacional para el partido del jueves contra Nigeria en Dubai, fue profundamente conmovido por la tragedia.

Una figura que habla abiertamente sobre el hooliganismo del futbol. Hassan tomó las calles al siguiente día en protesta por los enfrentamientos.

"Es deprimente ver que el deporte que todos aman se convierte en una fuente de tristeza, pero al final, lo que pasó fue resultado del fanatismo", dijo.

"Tengo que decir que los medios también jugaron un papel importante al aplacar la agresión de los fanáticos en lugar de intentar calmar las cosas".

Hassan fue capitán de Egipto cuando ganaron los títulos de la Copa Africana de Naciones en 2006, 2008 y 2010.

Pero la forma del "faraón" se ha desplomado en los últimos años, y no pudieron calificar para le edición de 2012 del torneo.

Hassan dijo que el levantamiento árabe del año pasado, que provocó el derrocamiento del presidente egipcio Hosni Mubarak en una ola de protestas, fue un factor para que el equipo no pudiera entrar.

"Todos somos parte de este país y todo lo que pasa nos afecta, así que naturalmente nuestros niveles de concentración cayeron y no pudimos mantenernos enfocados cuando toda esta confusión estaba pasando en casa. Por encima de todo esto está el hecho de que no podíamos jugar mucho tiempo con el hecho de que la liga había estado suspendida por casi cuatro meses", dijo.

Hassan dijo que Egipto había dado por hecho su capacidad de calificar.

"Después de estar a la cabeza en todos estos años, simplemente subestimamos a nuestros oponentes, pero hemos aprendido la lección y la hemos aprendido de la manera difícil".

Hassan forjó una carrera exitosa en el futbol en Europa por 10 años, antes de regresar en 2008 para jugar para el Al-Ahly y ahora, el rival más feroz del club, Zamalek.

Ambos equipos, como el Al-Masry, son apoyados por grupos de aficionados militantes conocidos como "ultras".

"Es grandioso que apoyen a sus equipos dentro de los límites éticos y razonables, pero una vez que cruzan la línea y se vuelven agresivos o un vehículo para algo completamente más allá del futbol entonces se vuelve inaceptable y puede generar desastres", dijo Hassan.

"Alrededor del mundo, los ultras apoyan a sus clubes con porras que pueden ser muy entretenidas, y esto es lo que los jugadores disfrutan ver en los partidos, pero su causan violencia en los estadios, entonces no podemos tolerar eso".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad