Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Un documental explora la vida de Jesse Owens más allá de la victoria

La película presenta los desafíos que el atleta vivió antes y después de su gran triunfo en los Olímpicos de Berlín en 1936
jue 03 mayo 2012 11:53 AM
jesse
jesse owens jesse

El titular de la vida de Jesse Owens siempre menciona las cuatro medallas de oro que ganó en la pista y en el campo en los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín, que aplastaron las nociones alemanas nazis de la superioridad aria. Pero la historia verdadera de su vida no comienza ni termina con esa victoria, y un documental que se estrenó este miércoles en PBS explora la vida de Owens antes y después de eso.

Jesse Owens, un episodio de una hora de American Experience (Experiencia americana), empieza con los años del aplastador de récords Owens en la preparatoria y en la Universidad en Cleveland, y en la Universidad Estatal de Ohio.

Sus victorias olímpicas tuvieron un impacto profundo en los estadounidenses, pero también en los espectadores alemanes cuyas vidas serían cambiadas por el Holocausto.

“Cuando lo vi correr, se volvió una especie de héroe para mí”, dijo Theodor Michael, que entonces tenía 11 años, un alemán descendiente de africanos , a quien se cita en el filme. “Fue realmente inspirador para mí ver una persona que tenía el color de mi piel, mi tipo, ganando”.

Después de vencer al alemán favorito en el salto de longitud, los dos competidores caminaron tomados del brazo alrededor del estadio para un lapso de victoria, para disgusto de los líderes nazis.

Pero los endosos y contratos lucrativos que estaban colgando en frente de Owens después de sus victorias no se materializaron una vez que regresó a Estados Unidos. Enfrentó discriminación mientras se iba de gira con otros miembros del equipo olímpico de Estados Unidos y fue forzado a quedarse y comer en establecimientos segregados.

Publicidad

“Todas esas experiencias le ayudaron a convertirse en un hombre increíblemente fuerte que sobrevivió a muchos momentos desafiantes”, dijo la directora de Jesse Owens, Laurens Grant . “Peleó con gracia y con su talento. Esas cosas quizá se olvidaron en el camino, y creo que todas esas cosas lo hicieron el hombre que era”.

En lugar de ganarse la vida de su atletismo extraordinario, terminó abriendo un negocio de tintorería, y ocasionalmente corrió contra caballos a petición de promotores. No fue hasta las últimas décadas antes de su muerte en 1980 que se volvió Embajador de Buena Voluntad en Estados Unidos y feriante de las tarjetas American Express y los automóviles Ford.

“Queremos recordar lo que nosotros como sociedad estadounidense creemos que hicimos. Y francamente no fue recordado y apreciado en toda su gloria en ese momento”, dijo Grant. “No queremos recordar…las pautas de lo que los hombres negros estaban haciendo y cómo la sociedad quería tratarlos en los años 30. Pero los retos que experimentó lo hicieron una figura extraordinaria”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad