Publicidad
Publicidad

¿Por qué los hombres y mujeres más veloces del mundo son de Jamaica?

Usain Bolt, Asafa Powell, Veronica Campbell-Brown y Shelly Ann Fraser son originarios de ese país caribeño

Cuando los hombres más rápidos del planeta compitan en la final de los 100 metros olímpicos el próximo 5 de agosto en Londres, se espera que el ganador sea de la isla caribeña de Jamaica. 

Usain Bolt tomará el escenario central con el objetivo de retener el título que ganó en Beijing 2008 , pero tendrá pisándole los talones a su principal rival Yohan Blake y al mismo tiempo, al veterano Asafa Powell. 

El éxito en los relevos de 4x100 metros está casi garantizado con tanto talento en la pista y Bolt es uno de los favoritos para llevarse el oro en los 200 metros individuales. 

Las velocistas jamaiquinas también han marcado su dominio en el atletismo. Shelly-Ann Fraser-Pryce busca defender su corona en los 100 metros y Veronica Campbell-Brown quiere conquistar el oro en los 200 metros. 

Publicidad

Los corredores de EU han ganado la mayoría de los oros olímpicos en la historia de la competencia deportiva y parece que Tyson Gay podría arrebatarle el título a Bolt en Londres. Pero Gay representa a un país con una población de 300 millones de personas con una tradición importante en la pista y campo gracias a estrellas como Jesse Owens, Carl Lewis y Florence Griffith-Joyner.

¿Cómo es que ahora son los segundos atletas favoritos después de una isla empobrecida habitada por menos de tres millones de personas?

Y no solo son los atletas que representan a Jamaica, sino también los que nacieron ahí pero que migraron y ahora representan a otros países. 

Lindford Christie fue campeón olímpico de 100 metros en 1992 para Gran Bretaña, Donovan Bailey para Canadá en 1996 y Ben Johnson también representó a Canadá. 

Publicidad

¿Cuál es el secreto de los corredores jamaiquinos?, ¿continuará en el futuro?

Modelos a seguir

Bolt y Campbell-Brown son los máximos representantes deportivos de este país a nivel mundial. Blake es el talento emergente. 

El mismo Bolt se inspiró en un gran atleta jamaiquino, Don Quarrie, quien ganó el título de 200 metros en los Juegos Olímpicos de 1976 en Montreal y seis medallas de oro en los Juegos de la Commonwealth (Mancomunidad Británica).

Publicidad

"Es por eso que amo tanto correr los 200 metros, porque he visto a Don Quarrie y dije, 'Yo puedo ser así de bueno'. Quarrie y McKenley, ellos son a quienes admiro”.

McKenley y Arthur Wint fueron los primeros jamaiquinos en alcanzar el éxito olímpico en Londres de 1948.

Wint le ganó el oro a McKenley en la carrera de velocidad de los 400 metros.

McKenley llegó a las finales de los 100, 200 y 400 metros.

Publicidad

Veronica Campbell-Brown tuvo una gran mentora, Merlene Ottey, quien ganó un récord de 14 medallas de campeonatos mundiales para Jamaica y a sus 52 años compitió en el torneo de Helsinki en 2012. 

“Ottey es una persona muy positiva, fuerte, trabajadora, apasionada y gran amiga”, dijo Campbell-Brown a CNN.

Campbell-Brown asistió a la misma escuela en Jamaica que Ottey y ambas ganaron su cambio a las escuelas de competencia de campo y pista más demandantes en la isla.

Bolt está convencido de que la clave del éxito jamaiquino es la intensa rivalidad que se vive en los chicos desde pequeños. “Siento que presionamos a nuestros jóvenes atletas”, dijo. “Existe esta competencia llamada el Campeonato de Niños y Niñas de Jamaica, en donde se muestra el talento de cada uno".

Publicidad

“El nivel de competencia es alto porque te obliga a ser el mejor en tu especialidad o en tu clase todos los días”.

Para Bolt, esa experiencia ganada cuando era joven es invaluable.

“Creo que me ayudó a superar mi miedo de correr frente a miles y millones de personas y controlar la presión”.

A los campeonatos de cuatro días llegan multitudes de 30,000 personas en el estadio nacional de Kingston, mientras que en televisión te observan más de un millón a través de la cobertura en vivo.

Publicidad

Bolt floreció en el Campeonato Mundial Juvenil 2003, y con tan solo 16 años ganó en 200 y 400 metros con un tiempo de 20.23 segundos y 45.30 segundos. 

Campbell-Brown fue descubierta a una temprana edad, cuando todavía iba en primaria.

“Mi entrenador y maestro en esa época me dijo, ‘Tú eres muy talentosa, creo que esta va a ser una carrera para ti’, y él le recomendó la escuela de Vere Technical, que todavía es una 'fábrica' de velocistas”.

Linford Christie fue puesto en el camino de las pistas olímpicas de una forma involuntaria por parte de su abuela. “Ella solía mandarnos por encargos a la tienda y nos decía que escupiría en la tierra, así que teníamos que regresar antes de que se secara. ¡Quería decir que corriéramos rápido!”, dijo el atleta de 52 años.

Publicidad

Lindford se mudó a Gran Bretaña antes de que tuviera oportunidad de competir en los Campeonatos de Niños y Niñas. 

Gurú del entrenamiento

Glen Mills creció con la idea de ser como McKenley o Wint, pero sabía que no daba el ancho y decidió comenzar a entrenar a otros que pudieran llegar a la cima. 

En sus 22 años a cargo del equipo nacional de atletismo jamaiquino, él estuvo detrás de 71 medallas ganadas de campeonatos y 33 en Juegos Olímpicos.

Publicidad

Mills reconoció rápidamente el talento único de Bolt y lo persuadió para que trabajara duro. 

Una derrota contra Gay en los 200 metros en el Campeonatos Mundial de Osaka 2007 probó ser un punto decisivo.

“Corrí duro, salí de la curva un poco detrás de Tyson Gay y no lo podía alcanzar. Estaba corriendo realmente duro y no lo podía alcanzar”, contó Bolt.

“Después de esa carrera me volteé y dije a mi entrenador ‘Realmente lo estaba intentando y no lo pude alcanzar’”.

Publicidad

Mills contestó: “Tú eres débil, eres muy débil porque no vas al gimnasio y no te gusta correr los 200 metros”.

El resto es historia.

“Me dediqué por completo porque realmente quería ser un campeón”, comenta Bolt. 

Después de la derrota en 2007, Bolt se convirtió en una superestrella global cuando ganó los 100 y 200 metros en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. 

Publicidad

Mills se retiró del entrenamiento de tiempo completo con el equipo de Jamaica en el 2009, pero continuó trabajando con Bolt y Blake.

Factores culturales

Bolt, como muchas otras sensaciones jamaiquinas, proviene de un pasado rural en donde el trabajo arduo es parte de la rutina diaria.

Es hijo de un trabajador en una fábrica de café y creció en una parroquia llamada Trelawny al norte de Jamaica. Su casa no contaba con agua corriente y cuando era niño tenía que caminar por millas con recipientes llenos de agua. 

Publicidad

Campbell-Brown también creció en Trelawny y su vida no fue muy diferente a la de Bolt. 

“Iba a sacar agua del río, caminaba mucho. Transitaba por las colinas para llegar a la escuela”, cuenta la atleta.

“Jamaica está llena de tanto talento. Lo que sucede es que un gran número de esas personas nacieron en Trelawny”.

Ben Johnson vivió en Trelawny hasta que emigró a Canadá a los 15 años. Su marca de 9.79 segundos en los 100 metros de los Juegos Olímpicos de 1988 fue considerada una de las actuaciones más destacables en la historia del atletismo.

Publicidad

Blake también creció en un ambiente rural y probó su habilidad natural de una manera inusual.

“Crecimos en un pueblo en donde tus únicos amigos son animales. Lo encuentro gracioso, una vez estábamos corriendo con cabras. Creo que la velocidad realmente empieza ahí”, dijo a CNN.

La alimentación es parte primordial de la manera en que se formaron estos atletas. El camote es el alimento básico en Jaimaica. 

“Mis padres solían plantar sus propios camotes, es muy natural y muchas veces se come con pescado”, dijo Campbell-Brown.

Publicidad

Christie está de acuerdo: “Se dice muchas veces que eres lo que comes y la dieta jamaiquina es abundante en fruta, vegetales y proteína”.

Velocistas presumidos

Ya sea a través de las experiencias difíciles del pasado, el estilo de vida, la dieta sana, las rigurosas competencias a temprana edad y el arduo entrenamiento, los velocistas jamaiquinos encontraron el ingrediente mágico para el éxito.

"La velocidad es una actitud jamaiquina", dijo Christie.

Publicidad

"Para ser un velocista necesitas ser un poco presumido. De eso se tratan las carreras de velocidad ¿sabes? ¡los jamaiquinos simplemente adoran presumir!".

Para Bolt, ta vez es el más grande 'fanfarrón' de todos los tiempos, solo se trata de ser él mismo.

"Soy una persona a la que le gusta expresarse", comentó el atleta.

"Cuando era joven hacía cosas y me daba cuenta que la gente relamente conectaba con eso.

Publicidad

"Es lo que hago y la gente viene a verme correr rápido pero también a ver '¿Y ahora qué va a hacer Usain, qué se le ocurrirá para hacernos reír?'"

Bolt está listo para la pista de Londres y animar a la gente con su icónico ademán del arco y la flecha. 

Y los compañeros del atleta 'relámapago' están listos para subir al podio, y de ser posible, arrebatarle el título.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad