Publicidad
Publicidad

Excorredor de Cardenales de Arizona es acusado de violencia doméstica

Un gran jurado del condado de Maricopa impuso cargos por delitos de agresión agraviada a Jonathan Dwyer, por golpear a su esposa

El corredor de los Cardenales de Arizona Jonathan Dwyer ha sido acusado por delitos graves de agresión agraviada derivada de dos discusiones con su esposa en julio.

Los cargos por agresión, delitos graves de clase cuatro, fueron determinados este viernes por un gran jurado del condado de Maricopa. Dwyer también fue acusado por ocho delitos menores que incluyen uno por agresión.

Los Cardenales dieron de baja a Dwyer después de ser arrestado a principio de este mes debido a estos incidentes, incluyendo uno en el que la policía asegura que Dwyer le dio un cabezazo a su esposa, Kayla Dwyer.

Según un documento de una corte, la primera discusión comenzó la mañana del 21 de julio, cuando después de un pleito verbal con su esposa en su departamento en Phoenix, Dwyer intentó besarla y desvestirla.

Ella le dijo varias veces que se detuviera, y "cuando continuó, ella golpeó el labio del demandado. Él golpeó con su cabeza su rostro, que ella después declaró que le causó fractura de la nariz".

Un vecino llamó a la policía por "la fuerte discusión", y cuando arribó, la esposa de Dwyer le dijo que sólo ella y su hijo estaban en la casa, apunta el documento. Dwyer dijo después que entonces se escondía en el baño, según la policía.

Publicidad

El 22 de julio, hubo otra discusión, y Dwyer golpeó a su esposa en el lado izquierdo de la cara, apunta el documento de la corte.

"También comenzó a pegarle a las paredes, causando daño visible. El demandado levantó luego un zapato y se lo lanzó, golpeando en el estómago a su hijo de 17 meses", se lee. El niño no fue herido. Dwyer no fue acusado de golpearlo.

Cuando su esposa amenazó con llamar a la policía, Dwyer tomó su teléfono y lo lanzó desde el segundo piso de su residencia, indica el documento. Mientras su esposa huía, testigos la escucharon gritar "él me golpeó, estoy llamando a la policía". Los testigos también reportaron ver "hinchazón y decoloración" en su lado izquierdo del rostro, según la policía.

Ni los Cardenales de Arizona, ni el agente de Dwyer, Adisa Bakari, respondieron a la solicitud de CNN para un comentario. Debido a que quedó inactivo, Dwyer no puede jugar el resto de la temporada de la NFL.

El problema legal de Dwyer llega cuando la NFL lucha con su imagen pública sobre cómo lidiar con casos de violencia doméstica .

Publicidad
¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad