Publicidad
Publicidad

China cae en deflación del 1.6%

El país asiático registró la primera caída en seis años de su índice de precios al consumidor; esta baja da al banco central chino un amplio margen para recortar aún más sus tasas de interés.

China cayó el mes pasado en una deflación de los precios al consumidor por primera vez en más de seis años, mientras los ministros pintaban un cuadro pesimista para las perspectivas económicas de corto plazo.

La reducción de 1.6% que registró el índice de precios al consumidor (IPC) en el año a febrero, que coincidió con las previsiones de un sondeo de Reuters entre 26 analistas, da al banco central amplio margen para recortar las tasas de interés aún más si es necesario, para impulsar la economía.

Goldman Sachs dijo que ahora parecía ser un "momento natural" para reducir el costo del dinero a fin de aliviar la carga financiera sobre las firmas, que luchan contra un declive de la demanda internacional y de la construcción doméstica.

El ministro de Comercio Chen Deming y el ministro de Industria Li Yizhong, hablando en una conferencia de prensa conjunta, usaron ambos la palabra "sombrío" para describir el panorama inmediato de las exportaciones chinas y el sector manufacturero.

Publicidad

Li dijo estar alentado por el hecho de que el consumo de energía hubiera bajado a un ritmo más lento en los dos primeros meses del año. Pero agregó que "la situación de la producción industrial siguió sombría".

La caída interanual del IPC, reportada por la Oficina de Estadísticas Nacionales, fue la primera desde diciembre de 2002.

Los economistas temen que, a menos que pronto se sienta el efecto del plan de estímulo chino por 4 billones de yuanes (585,000 millones de dólares), esas presiones deflacionarias se intensifiquen debido a que la economía carga con capacidad excesiva en momentos de una demanda deprimida.

Los consumidores que prevén más declives de precios en el futuro podrían aplazar sus compras, debilitando la demanda y los beneficios corporativos.

Publicidad

"Pienso que esta es la primera señal de deflación", dijo Qing Wang, economista de Morgan Stanley en Hong Kong, sobre la caída del IPC.

"Prevemos una respuesta adicional de la política, principalmente para evitar que se arraiguen las expectativas de deflación", añadió.

Las acciones en Shanghái se recuperaron de las pérdidas iniciales y cerraron con alzas de 1.88% pues los inversores pasaron por alto la recaída en la deflación y en cambio se tranquilizaron con unos datos fuertes de la evolución del crédito.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad