Publicidad
Publicidad

El mundo desperdicia 1,300 mdt de comida

Cada año se pierde o desperdicia un tercio de los alimentos producidos para consumo, afirma la FAO; los países ricos desperdician el equivalente a toda la producción del África subsahariana.
Los países industrializados desechan los alimentos sólo porque ya no tienen la apariencia deseada. (Foto: Photos to Go)
compradores frutas verduras (Foto: Photos to Go)

Naciones Unidas reportó este miércoles que cerca de 1,300 millones de toneladas de alimentos se pierden o desperdician cada año, lo que representa cerca de un tercio de todos los alimentos producidos para consumo humano. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés) encargó un informe sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos, dado que los altos precios y la disminución de la producción mundial han contribuido a aumentar la inseguridad alimentaria.

"La problemática de la pérdida de alimentos es de enorme importancia en los esfuerzos para combatir el hambre, elevar los ingresos y mejorar la seguridad alimentaria en los países más pobres del mundo . Las pérdidas tienen un impacto en la seguridad alimentaria de las personas desfavorecidas, en la calidad de los alimentos, en el desarrollo económico y en el ambiente", indica el informe.

De acuerdo con el reporte, la pérdida de alimentos se da como resultado de las ineficiencias en la producción y en el procesado de éstos, lo que disminuye el abasto. El desperdicio, por el contrario, ocurre cuando minoristas y consumidores arrojan a la basura productos perfectamente comestibles.

Los consumidores de los países ricos desperdician en conjunto 222 millones de toneladas al año, cantidad que equivale a todos los productos alimenticios producidos en el África subsahariana.

Publicidad

El informe culpa del desperdicio especialmente a los minoristas de los países industrializados, que tiran alimentos simplemente porque su apariencia ya no es deseable, así como a las tácticas de marketing del tipo "come-todo-lo-que-puedas", que animan a los consumidores a comprar más de lo que necesitan.

La pérdida de comestibles, por otro lado, es un problema que se da principalmente en los países en desarrollo, debido a la precariedad de la tecnología y la infraestructura necesarias para producirlos de forma eficiente.

Sin embargo, los alimentos no son el único recurso que se desperdicia. Al arrojar a la basura esa cantidad de comida, el mundo despilfarra agua, tierra, energía, trabajo y capital, apunta el informe.

Para reducir la pérdida, el reporte recomienda incrementar la inversión en el mundo en desarrollo para optimizar la producción alimentaria. 

Publicidad

En cuanto a los países ricos, el reporte aconseja educar a los consumidores sobre los efectos y consecuencias de desperdiciar la comida. También sugiere que los minoristas deberían flexibilizar los estándares de calidad y optar por vender productos que se cosechan en lugares cercanos a su punto de venta. Asimismo, aconseja a los minoristas encontrar mejores usos para los alimentos que de otra forma serían desaprovechados, como la donación.

 

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad