Publicidad
Publicidad

China eleva su tasa de interés

El país subirá la tasa referencial en 25 puntos a 3.5% con el objetivo de frenar la inflación; la tasa referencial de préstamos a un año aumenta en la misma magnitud a 6.56%.
El Banco Central de China subió su tasa de interés por tercera vez en lo que va del año. (Foto: AP)
bank of china (Foto: AP)

El Banco Central chino subió las tasas de interés este miércoles por tercera vez en el año, y dejó en claro que el control de la inflación es una prioridad incluso cuando la economía se desacelera suavemente. La tasa referencial para los préstamos a un año subirá en 25 puntos básicos a 6.56% y la tasa referencial de los depósitos a un año también se eleva en 25 puntos básicos a 3.5%, dijo el Banco Central en su web.

Las alzas de los tipos refleja la confianza de China en que su economía, la segunda más grande del mundo, es suficientemente resistente como para tomar con calma una política monetaria más estricta y que no tiene la amenaza de un aterrizaje forzoso.

"La batalla por la inflación de China está casi llegando a su fin. Ya hay señales de que las presiones de precios están cediendo. El alza de tasas de hoy podría por tanto ser la última del ciclo", dijo Frederic Neumann, economista de HSBC en Hong Kong.

El incremento empezará a regir el jueves, dijo la autoridad monetaria.

Publicidad

Pero con la creciente evidencia de que el vasto sector manufacturero chino se está frenando producto de las políticas más estrictas a nivel doméstico y la menor demanda en el exterior, algunos economistas creen que Beijing podría estar cerca del fin de su ciclo de endurecimiento monetario de nueve meses.

Con las tasas de interés de Estados Unidos cerca de cero, a Pekín también le preocupa que más capitales especulativos entren a China si sus tasas son demasiados altas, lo que exacerbaría el problema de exceso de liquidez y aceleraría aún más la inflación.

La inflación china llegó a un máximo de 34 meses del 5.5% en mayo, dada el alza de los valores de los alimentos y un acelerado mercado inmobiliario que avivó a los precios.

Pekín es especialmente sensible a la inflación, dado que le preocupa que genere presión social y amenace su autoridad.

Publicidad

Wang Jun, economista de CCIEE, un centro de estudios gubernamental, dijo que Pekín podría sentirse forzado a elevar las tasas de nuevo si la inflación es más persistente de lo esperado.

"Si la inflación se reduce, no habrá necesidad de elevar las tasas. Pero si los precios repuntan, podrían haber más alzas de tasas", agregó.

 

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad