Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La ONU lanza advertencia sobre alimentos

Oficinas del organismo prevén un alza en los precios y llaman a los países a frenar la especulación; los agricultores y consumidores pobres, en especial los de África, serán los más afectados.
La ONU pidió más inversión a largo plazo en los sectores agrícolas en países pobres para que los agricultores aumenten sus producciones. (Foto: Thinkstock)
campesino (Foto: Thinkstock)

Los precios del arroz, trigo y otros alimentos clave permanecerán inestables y posiblemente aumentarán, y los agricultores y consumidores pobres, particularmente en África, serán los más afectados, informaron este lunes tres oficinas de alimentación de la ONU. En un reporte anual sobre seguridad alimentaria, las agencias instaron a los gobiernos a cumplir sus promesas para compartir información sobre la proyección agrícola y niveles de reservas de alimentos para evitar variaciones en los precios, como sucedió en el periodo 2006-2008 y que provocó un aumento de 8% en el número de desnutridos en África.

Las agencias que realizaron el informe fueron la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos y -por primera vez- el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola.

También hicieron un llamado a una mayor inversión a largo plazo en los sectores agrícolas en los países pobres para que los agricultores puedan aumentar la producción y cumplan con la creciente demanda y enfrenten mejor las crisis alimentarias.

De no hacerlo, las agencias advirtieron que resultará en continuas fluctuaciones de los precios, lo que empobrecerá a los agricultores y consumidores en los países que importan alimentos e incluso un mayor nivel de pobreza en el corto y mediano plazo.

La FAO ha pedido a los países productores no tomar medidas drásticas como prohibir las exportaciones cuando la producción cae debido a sequías u otras razones. Este tipo de restricciones causaron los altos precios de los granos en 2007-2008.

En junio, las principales economías del mundo acordaron establecer un sistema transparente para tener un registro del abastecimiento alimenticio, creando reservas de emergencia y un rápido mecanismo de reacción cuando se produzcan sequías y otras calamidades.

Publicidad

Un estudio reciente pronosticó que los precios del cereal subirán 20% y los de la carne 30% en la próxima década en comparación con los últimos 10 años.

Mientras se espera que la población mundial aumente de 6,900 millones a 9,000 millones de personas para el año 2050, el problema de la alimentación mundial habrá cobrado una situación de urgencia.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad