Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

México minimiza mal de vaca loca en EU

La Sagarpa asegura que la zona donde se detectó el único caso no ha exportado al país; en California se encontró un ejemplar con la enfermedad que puede causar la muerte a humanos.
La Sagarpa indicó que mantendrá las medidas de control sanitario para que no ingrese a México el mal de la vaca loca.  (Foto: Thinkstock)
carne importación (Foto: Thinkstock)

null

México mantendrá su comercio de carne con Estados Unidos tras confirmarse un caso de Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), en una vaca lechera en California, pues se considera que no representa riesgo para consumo humano, dijo este martes la Secretaría de Agricultura.

La mayoría de las importaciones mexicanas de carne bovina proviene de Estados Unidos, su socio junto con Canadá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por su sigla en inglés) confirmó este martes un caso de la enfermedad, conocido como mal de la vaca loca, aunque las partes del animal enfermo no entraron en la cadena alimentaria.

Los restos de la vaca, que USDA dijo que estaban infectados con una forma "atípica" del mal, fueron destruidos.

Publicidad

Por su parte, la Secretaría de Agricultura de México dijo en un comunicado que "también se dio a conocer que el ganado de origen de donde se presentó el caso o animales emparentados, no ha sido exportado a nuestro país".

"Al respecto, se informa que los casos de EEB atípicos ocurren de manera esporádica y no se relacionan a la contaminación del alimento con el prión (agente infeccioso de la EEB); estos casos han aparecido en diversos lugares del mundo y no afectan el comercio entre los países", añadió.

La mayoría de las importaciones mexicanas de Estados Unidos son de carne de bovino deshuesada, que alcanzaron los 3.36 millones de kilos en el 2011, muy por encima de los 825,000 kilos que recibió de Australia.

Tras detectarse el primer caso de vacas locas en Estados Unidos a finales del 2003 y que entorpeció el comercio en América del Norte, los tres socios del TLCAN emprendieron un largo camino para tomar medidas en conjunto en relación a este mal.

La enfermedad, que se cree puede desarrollar en humanos una enfermedad cerebral mortal por el consumo de partes infectadas del animal contagiado, devastó la industria ganadera europea en la década de 1990.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad