Publicidad
Publicidad

Banxico minimiza impacto en los precios

El Banco Central ve temporales las presiones inflacionarias, por lo que descartó ajustar su tasa; en sus minutas, advierte por un impacto en las exportaciones por la desaceleración de EU.
El 23 de mayo, el Banco de México reactivó un mecanismo de subastas en el mercado, por vez primera desde 2009. (Foto: Thinkstock)
peso monedas (Foto: Thinkstock)

El Banco de México está listo para ajustar su tasa clave de interés en caso de que detecte presiones en la inflación, pero no actuará automáticamente por alzas temporales de precios, de acuerdo con las minutas de su reunión de política monetarua de julio.

La junta de gobierno del Banco de México decidió en ese encuentro y en forma unánime dejar en 4.50% su tasa clave de interés, en el punto en que ha estado por tres años, tras reconocer que ha mejorado el panorama para la inflación en el mediano plazo.

Sin embargo, dijo que no dudará en actuar si observara presiones que pudieran ser contenidas mediante un ajuste a la política monetaria.

"La mayoría de los miembros enfatizó que el aumento reciente en la inflación ha sido causado por cambios en precios relativos, cuyo origen se encuentra bien identificado y que será transitorio", dijo la minuta.

Publicidad

La inflación de México se aceleró a un máximo de año y medio en la primera mitad de julio, pero el aumento se explicó principalmente por los volátiles precios del pollo y del huevo ante la especulación generada por un brote de gripe aviar en el oeste del país a finales de junio.

La minuta de la entidad señaló que los cambios relativos que afecten la medición de la inflación, pero que sean aislados y temporales, no deben llevar a una reacción automática en la política monetaria.

El Banco Central tiene una meta de inflación del 3% +/- un punto porcentual que busca cumplir mensualmente.

Hasta la primera mitad de julio, la inflación anualizada de México se ubicó en 4.45%.

Publicidad

Además, los miembros del Banco de México ven mayores riesgos para la economía del país ante el debilitamiento global.

"La mayoría de los miembros coincidió en que el balance de riesgos de la economía mexicana continuó deteriorándose como consecuencia del debilitamiento de la economía global", de acuerdo con las minutas del último encuentro de política monetaria del Banco Central.

Algunos miembros de la Junta de Gobierno apuntaron que la desaceleración de Estados Unidos "ha incrementado la probabilidad de que la economía mexicana experimente una reducción en la demanda por sus productos de exportación".

Otros comentaron el impacto en el sector automotriz al afirmar que "las exportaciones también podrían verse afectadas por las medidas proteccionistas de Brasil y Argentina ".

Publicidad

Un miembro indicó que el contexto de bajo crecimiento mundial podría ser prolongado y que ya está afectando a la economía.

La mayoría señaló que la brecha del producto (la diferencia entre el nivel actual del PIB y su nivel potencial) se ha cerrado, aunque un miembro señaló que las condiciones de holgura han desaparecido.

Con información de Reuters. 

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad