Publicidad
Publicidad

“Cacerolazo” apaga debate sobre Cristina

Las protestas contra la presidenta argentina estancan discusiones de si buscará un tercer mandato; la mandataria necesitaría reformar la Constitución para poder competir de nuevo por la presidencia.
Cristina Fernández no ha hecho oficial que buscará un tercer mandato. (Foto: AP)
cristina (Foto: AP)

El debate sobre una posible reforma constitucional que permita una segunda reelección de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner se estancó, luego del "cacerolazo" masivo en contra de su Gobierno. La manifestación, que sorprendió a oficialistas y opositores por su capacidad de convocatoria, se realizó en Buenos Aires y otras ciudades del país la noche del jueves 13 de septiembre, y dejó en claro el repudio de un sector de la población al ‘kirchnerismo'.

Entre las múltiples demandas de la movilización, destacaba el rechazo a la reelección de Fernández de Kirchner para los comicios generales del 2015, pese a que la propia mandataria jamás ha anunciado su intención de volver a postularse al cargo.

La legislación argentina permite sólo una reelección consecutiva, la cual Fernández de Kirchner ya cumplió al haber ganado los comicios de 2007 y 2011, por lo que para ser candidata nuevamente, debería haber una reforma constitucional.

El debate sobre la llamada "re-reelección" copó las declaraciones políticas durante los últimos meses, ya que algunas voces oficialistas se pronunciaron a favor de cambiar la Constitución para impulsar una nueva campaña presidencial de Fernández de Kirchner.

Publicidad

Los funcionarios de máximo nivel, sin embargo, rechazaron que hubiera un proyecto oficial en este sentido, mientras la oposición partidaria y periodística repudió una y otra vez los supuestos intentos releccionistas.

Desde el día del "cacerolazo", la discusión sobre la supuesta reforma constitucional que se le achacaba al Gobierno se paralizó y ya nadie más habló sobre las campañas rumbo al 2015, y la atención se centró en las elecciones legislativas del 2013.

De esos comicios dependerá el futuro político de Fernández de Kirchner, quien, si de verdad quiere buscar una segunda reelección consecutiva, deberá obtener mayoría absoluta el próximo año en el Parlamento.

Para concretar una reforma de tal envergadura, el oficialismo debe conseguir los dos tercios del Senado y de la Cámara de Diputados, por lo que las campañas de 2013 serán decisivas para vislumbrar el escenario político rumbo a los comicios presidenciales.

Publicidad

 

 

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad