Publicidad
Publicidad

Se registra explosión en planta de Texas

Autoridades estiman que el incidente en una fábrica de fertilizantes dejó entre cinco y 15 muertos; la explosión fue reportada en West, una localidad a 130 km al sur de Dallas.
Un funcionario dijo que el Gobierno de Obama está al tanto de la situación a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.  (Foto: Reuters)
explosion texas

Un total estimado de cinco a 15 personas murieron en una explosión y un incendio que destruyeron una planta de fertilizantes y decenas de viviendas en una pequeña ciudad de Texas el miércoles por la noche, dijo la policía el jueves.

Las autoridades en la ciudad de West, al norte de Waco, dijeron que al menos 160 sobrevivientes habían sido tratados por heridas en hospitales del área, y que el sitio del estallido estaba siendo considerado como la escena de un delito, aunque no existe evidencia inmediata de un incidente premeditado.

La explosión fue reportada alrededor de las 20.00 hora CDT (0100 GMT del jueves) en West, una localidad de unos 2,700 habitantes a unos 130 kilómetros al sur de Dallas y 32 kilómetros al norte de Waco.

"Hay mucha devastación. Nunca he visto algo como esto", dijo el alguacil del condado de McLennan, Parnell McNamara. "Parece una zona de guerra con todos los escombros", agregó.

Publicidad

No había información oficial inmediata sobre lo que provocó la explosión, en momentos en que el personal de emergencia ayudaba a las víctimas y apagaba las llamas.

El aire de la ciudad se mantenía lleno de humo más de dos horas después de la explosión, y el área alrededor del lugar de la explosión estaba lleno de trozos de madera, ladrillos y vidrio.

Un periodista de Reuters observó que una escuela secundaria cercana y varias casas estaban severamente quemadas. La estación de televisión de Dallas WFAA reportó desde helicópteros que aproximadamente un área de tres cuadras de West parecía haber sido destruida.

Más de 100 personas fueron llevadas al Hillcrest Baptist Medical Center en Waco, dijo el vicepresidente de operaciones del hospital, David Argueta.

Publicidad

El CEO de Hillcrest, Glenn Robinson, dijo a CNN que el hospital estaba viendo "todo desde lesiones ortopédicas a pacientes que están sufriendo pérdidas graves de sangre".

El gobernador Rick Perry emitió una declaración diciendo que su oficina había "movilizado recursos del Estado para ayudar a las autoridades locales" a lidiar con los hechos.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que el Gobierno del presidente Barack Obama estaba al tanto de la situación y que está vigilando la respuesta local y estatal a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés).

La explosión se produjo dos días antes de los 20 años de un incendio en Waco que afectó un recinto habitado por David Koresh y sus seguidores de la secta Branch Davidian, poniendo fin a un asedio por parte de agentes federales.

Publicidad

Unos 82 miembros de la secta y cuatro agentes federales murieron en Waco.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad