Peso 'sufrirá' por el bajo dato del PIB

Volatilidad adicional en el tipo de cambio puede darse por un bajo crecimiento en México: analistas; la economía crecería 2.4% en el segundo trimestre; insuficiente para la meta de 3.1% anual de SHCP.
pib  (Foto: Getty)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Presiones adicionales sobre el tipo de cambio podrían surgir ante el dato de crecimiento económico del segundo trimestre del año que se dará a conocer este martes y que el consenso en el mercado estima por debajo de 2.4% anual.

De acuerdo con analistas, el dato de crecimiento económico será guía para modificar las expectativas macroeconómicas en la segunda mitad del año, aunque revisiones al estimado del Producto Interno Bruto (PIB) para 2013 empiezan a generarse y las más optimistas se ubican en 2.7%, lejos de la expectativa de  3.1% de la Secretaría de Hacienda.

Durante la semana, el tipo de cambio podría fluctuar entre los 12.84 y 13.10 por dólar, proyectó CIBanco y resaltó que en México será una semana de mucha información económica.

Con ello, el peso mexicano seguirá volátil, vulnerable a la especulación del mercado sobre la acción en política monetaria de la Reserva Federal (Fed), ya que la presión no parece haber tocado techo.

No obstante, a nivel interno la mayor guía será el PIB por lo que un dato por arriba de lo esperado ayudaría a la moneda a recuperar parte del terreno perdido.

La economía nacional podría crecer, en principio, cerca de 2.9% a lo largo de 2013, aunque este pronóstico se encuentra seriamente condicionado a los acontecimientos en Estados Unidos y el impacto sobre el tipo de cambio y recuperación del sector industrial, destacó Invex Grupo Financiero.

Consideró que la incertidumbre y volatilidad serán aspectos que estarán presentes por un buen rato tanto para la bolsa, como para el mercado de deuda local, por la presión derivada del aumento de tasas adicional en Estados Unidos y de una renovada situación apremiante en algunos segmentos como el de la deuda de mercados emergentes o de bonos soberanos en países desarrollados.

Sin embargo, la presión adicional del peso parece surgir por el riesgo de que se prolonguen los malos datos de crecimiento en la producción industrial estadounidense y su correlación con perspectiva de crecimiento en México.

Puntualizó que en el segundo semestre del año prosiguió la tendencia de deterioro ante la desaceleración de la producción industrial en Estados Unidos y una reducción en el ejercicio del gasto público en México.

El 16 de agosto pasado, el Grupo Financiero Santander recortó su estimado de crecimiento al bajar su pronóstico de 2.6% a 2.2% para 2013, a pesar de que prevé una mejora de la actividad en la segunda mitad del año.

Otras entidades financieras como Banamex y Bank of America Merrill Lynch (BofAML) también han disminuido sus expectativas respecto al desempeño de la economía mexicana para 2013.

El primer banco bajó su previsión de 2.7% a 2% el pasado 12 de agosto, mientras que BofAML lo hizo del 2.9% a 2.5% el 19 de junio.  

En tanto, Banamex estimó que en el segundo trimestre de 2013 la economía mexicana creció 2.2% anual. Su pronóstico considera que la desaceleración de la actividad económica se intensificó durante el segundo trimestre.

Sobre cifras ajustadas - por el calendario y por estacionalidad-, estimó que el PIB se contrajo en 0.2% con respecto al del trimestre previo, equivalente a -0.9% a tasa anualizada desde un incremento anualizado de 1.8% en el primer trimestre.

Por su parte, BBVA Research dijo que luego del crecimiento de 0.45% en los primeros tres meses del año se espera que la desaceleración de la economía se haya intensificado en el segundo trimestre, reflejándose en un crecimiento del PIB de 0.2% (trimestre/trimestre).

La caída de la producción industrial, la confianza de los consumidores y la inversión, en especial la pública, se cuentan entre los principales factores detrás de un crecimiento que tenderá a ser de lo más moderado desde el segundo trimestre de 2009, advirtió.

No obstante, se espera que durante la segunda mitad del año el crecimiento de EU, así como el mayor impulso de la inversión y gasto públicos generen un crecimiento por encima de 1.0% en cada uno de los últimos dos trimestres del año para que la tasa de crecimiento en 2013 se ubique alrededor de 2.7%.

Nueva base para las Cuentas Nacionales.

Esta semana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) anunciará la actualización del Sistema de Cuentas Nacionales con una nueva base que será 2008 en lugar de 2003 actual.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuando ocurre una actualización de este tipo los sectores que han presentado un mayor dinamismo en el periodo reciente y que incorporan nuevas tecnologías, generalmente "se benefician" con ponderadores más elevados, destacó Análisis Santander.

De esta forma se revisan los años a partir de la nueva base, lo que generalmente puede resultar en una mejora moderada de las cifras de crecimiento respecto de lo publicado con la base anterior.

Ahora ve
Autoridades de España y Portugal decomisan decenas de ‘narcopiñas’
No te pierdas
×