Publicidad
Publicidad

Europa evita la recesión… por un 0.2%

Alemania y Francia tuvieron crecimientos mínimos de 0.1% y 0.3% en el trimestre, respectivamente; sin embargo, Italia, la baja inflación y la crisis en Ucrania aún amenazan la economía de la región.
El enfriamiento de las relaciones con Rusia a causa de Ucrania ha dañado la confianza empresarial. (Foto: Getty Images)
monedas

No descorches aún la botella… Alemania pudo haber esquivado otra recesión y Europa está creciendo de nuevo, pero es muy pronto para celebrar.

El PIB de la eurozona creció un 0.2% en el tercer trimestre en comparación con el segundo, gracias a que sus dos principales economías reportaron un desempeño mejor al esperado.

Alemania alcanzó a duras penas un crecimiento de 0.1%, tras contraerse en la misma proporción en el trimestre anterior, lo que significa que evitó por poco caer en una tercera recesión desde la crisis financiera mundial.

Francia también proporcionó una sorpresa positiva, creciendo un 0.3% luego de seis meses de estancamiento.

Publicidad

Pero una mirada más atenta a los números muestra que la recuperación de Europa es todavía débil y frágil .

Italia sumergida en rojo

La tercera mayor economía de la zona euro se ha quedado atascada en reversa. Italia ha sufrido 11 trimestres de contracción en los últimos 13 y su economía es casi 10% más pequeña de lo que era antes de la crisis financiera.

Publicidad

Congelamiento de la inversión

El repunte de Alemania se vio impulsado por el consumo de los hogares y las exportaciones -ayudadas por la debilidad del euro- mientras que Francia creció en gran medida por el aumento del gasto público.

Publicidad

“El desglose del crecimiento francés es un grave motivo de preocupación para sus perspectivas económicas”, señaló BNP Paribas, en referencia al gasto gubernamental como motor de crecimiento.

El enfriamiento de las relaciones con Rusia a causa de Ucrania ha dañado la confianza empresarial, y eso continúa reflejándose en la disminución de la inversión en maquinaria y equipo.

Publicidad

Los precios apenas suben

Los datos oficiales muestran que la inflación de la zona euro subió ligeramente en octubre hasta 0.4%, pero eso está todavía muy por debajo del objetivo del 2% del Banco Central Europeo.

Un período prolongado de inflación muy baja puede provocar un estancamiento económico.

Publicidad

Alto riesgo

Todavía existe el riesgo de una nueva escalada en la crisis de Ucrania, lo que podría conducir a una nueva ronda de sanciones, y sus consiguientes represalias por parte de Moscú.

Publicidad

Además, la ligera mejoraría en los datos del crecimiento y la inflación pueden envalentonar a los miembros de línea dura del Banco Central Europeo, lo que reduce las posibilidades de una flexibilización cuantitativa en toda regla (esto es, la compra masiva de deuda soberana), una medida que según algunos analistas debió haberse implementado desde hace tiempo.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad