Publicidad
Publicidad

2015: 5 momentos clave en la economía

La volatilidad en el mercado cambiario y los petroprecios repercutirán en la economía nacional; entre los factores externos destaca la decisión de la Fed en torno a las tasas de interés.
México tendrá que realizar ajustes en el mercado petrolero, ante la baja de precios del barril, señaló el IMEF. (Foto: Especial)
2015 economia (Foto: Especial)

El panorama económico positivo que prevén analistas para México en el próximo año podría complicarse de no responder acertadamente ante la volatilidad que persistirá a nivel internacional, sobre todo con la normalización de la política económica de Estados Unidos.

El tipo de cambio y la caída de los precios del petróleo podrían influir en proyectos energéticos así como en otros índices del la economía mexicana.

Estos son algunos de los puntos a seguir para el siguiente año en México y en el mundo:

Publicidad

Internos

Petroprecios presionan a proyectos energéticos

Los expertos coinciden en que la caída del precio del petróleo continuará a la baja, por lo que inversionistas y el Gobierno mexicano tendrían que replantear los proyectos energéticos, sobre todo en yacimientos no convencionales, donde se requiere una mayor inyección de capital.

Publicidad

Algunos proyectos de la reforma energética seguramente ya no serán financieramente viables y ya no se realizarán, mermando el pronóstico de crecimiento para 2016 y en adelante”, señaló la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, Gabriela Siller.

El precio del petróleo en 2014 continúa a la baja tras la guerra de precios declarada por los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ante el aumento de la producción de crudo de Estados Unidos, que aún depende de importaciones.

La OPEP está dispuesta a mantener sus niveles de producción actuales, aun si el precio cae a 40 dólares por barril (dpb), ya que los costos de producción son de hasta 4 dólares en algunos yacimientos, lo que hará que se mantenga la volatilidad, coinciden los analistas.

“Vamos a entrar a un periodo de bajos precios de petróleo al menos por dos años”, estimó el director de la carrera de Economía de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey, Campus Santa Fe,  Raymundo Tenorio.

Publicidad

Los expertos también sustentan los pronósticos a la baja en el precio del barril de petróleo en que países consumidores de petróleo en la Eurozona y China tienen un panorama económico desalentador.

“Esto significa que los países exportadores, México incluido, deberán hacer ajustes para enfrentar esta nueva situación del mercado petrolero”, plantea en su reporte de previsiones el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

En materia presupuestaria, los ingresos petroleros del Gobierno mexicano no se verán afectados por esta baja durante 2015, ya que la Secretaría de Hacienda contrató coberturas petroleras que garantizan el precio promedio estimado de la mezcla mexicana, en de 79 dpb.

Sin embargo, el mes de septiembre será clave ya que las coberturas terminarán y el Gobierno tendrá que enfrentarse a un precio más bajo para 2016, apuntó Tenorio.

Publicidad

Pese a estos factores negativos internacionales, el IMEF ve que las reformas de telecomunicaciones y energética podrían ser un aliciente en el crecimiento económico en algún momento del 2015.

Volatilidad en el tipo de cambio

La cotización del peso frente al dólar enfrentará su punto más álgido de volatilidad al momento en que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) tome la decisión de incrementar gradualmente la tasa referencial, que ha permanecido en niveles mínimos históricos desde diciembre de 2008, de acuerdo con los analistas.

Publicidad

“El tipo de cambio va a seguir cotizando mínimo en 14.30 pesos,  y el punto más alto prevemos que sea alrededor de 16 pesos por dólar”, vaticinó la analista Gabriela Siller.

A finales de este año, el Banco de México (Banxico) activó subastas diarias de 200 millones de dólares en el mercado cambiario para disminuir la caída del peso.

Las subastas se realizan cuando el tipo de cambio del peso mexicano frente al dólar presenta una depreciación cuando menos del 1.5%.

Publicidad

El IMEF consideró que toda decisión que tome la Comisión de Cambios el año próximo deberá apegarse al régimen de libre flotación cambiaria.

Para finales de 2015, este organismo prevé que el tipo de cambio ronde entre 13 y 13.70 pesos por dólar.

Elecciones, catalizador de infraestructura

Publicidad

Las elecciones intermedias de 2015 podría dinamitar el gasto público, lo que beneficiaría particularmente al desarrollo de infraestructura, apuntan especialistas.

“Tradicionalmente hay un incremento en el gasto (en el periodo electoral), esto cobra relevancia en un entorno como en el que hemos estado en el que el gasto de inversión de infraestructura se retrasa”, consideró el analista del Grupo Financiero Ve por Más, Isaac Velasco.

México tendrá elecciones de gobernadores en nueve estados, 641 diputaciones en 17 entidades, 993 alcaldías en 16 estados y las 16 jefaturas delegaciones en el Distrito Federal, además de renovar la Cámara de Diputados.

Publicidad

En abril pasado, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó el Programa Nacional de Infraestructura (PNI) que contempla obras por 7.7 billones de pesos (bdp), con la meta de generar 350,000 empleos adicionales al año durante el periodo 2014 –2018.

Los grandes proyectos del PNI inician la curva ascendente, y varios deben adjudicarse en 2015 , estimó en un reporte la financiera alemana Deutsche Bank.

Claves

Publicidad

Otros de los temas de alerta para los analistas es el de los precriterios generales de política económica que presentará Hacienda en abril, así como los datos de pobreza que dará a conocer Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) .

Externos

Publicidad

Todos los ojos en EU y la inflación

Uno de los momentos más esperados por los inversionistas y gobiernos del mundo es cuando se anuncien los incrementos graduales de las tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos  (Fed).

Esta normalización de la política monetaria estadounidense repercutirá en los mercados financieros y económicos en el mundo.

Publicidad

“El efecto en la economía de una posible alza más temprano que tarde podría representar una desaceleración de la recuperación económica (para México), dado que todavía no estamos viendo que haya un crecimiento cercano al potencial, podría retrasarse todavía más esta recuperación”, estimó el analista Isaac Velasco.

A mediados del año entrante, la Fed iniciará un periodo de alza en sus tasas de interés que permanecen entre 0 y 0.25% tras la crisis financiera.

Esta normalización repercutirá en México, donde el Banxico deberá alinearse con la política de la Fed y contribuir a la estabilidad de precios alrededor de 3%,  consideró el IMEF.

Ante esta normalización externa, es probable que la inflación “no baje del 3.5% en todo el año, se va a seguir incrementando el gas, la electricidad y los insumos agropecuarios, por lo que no vamos a andar con la inflación por debajo del 3.5%”, señaló el académico Raymundo Tenorio.

Publicidad

Sin embargo, el economista Isaac Velasco ve que esta normalización es una señal de recuperación en la demanda estadounidense, la cual tendría un beneficio para las exportaciones mexicanas en 2015.

El fantasma de la deflación

La zona euro y China se enfrentan a un panorama económico desfavorable tras decepcionantes reportes de crecimiento del PIB en el último periodo de este año.

Publicidad

El principal riesgo para los países de la Eurozona y del gigante asiático es la deflación, ya que podría abrir un periodo de estancamiento de 10 años, dijo la directiva Gabriela Siller.

“La desaceleración en China hace que persistan los riesgos para sus sistema financiero, donde se otorgaron muchos créditos sin una buena regulación y al haber una desaceleración es muy probable que se dejen de pagar, y que esto ponga en riesgo su sistema financiero”, explicó la analista.

En tanto, la zona euro “ya entró en una trampa de liquidez no importa cuánto bajen la tasa de interés y las inyecciones que haya, simplemente no va a reaccionar (…) similar a lo que le sucedió en Estados Unidos en el 2010”

Publicidad

La baja inflacionaria podría ser presionada por factores externos como el descenso en los petroprecios, la volatilidad ante la normalización de la política monetaria de Estados Unidos y una probable desaceleración en jugadores clave en la Eurozona como Alemania y Francia, coinciden los expertos.

“El punto central puede estar en la discusión en Alemania para saber si el eventualmente el Banco Central Europeo pudiera comprar activos o bonos gubernamentales, lo cual le daría mucho mayor poder para cumplir sus expectativas”, puntualizó el analista de Ve por Más Isaac Velasco.

Mientras tanto, las autoridades de este club europeo asumirán una política monetaria laxa, tratando de emular lo hecho en Estados Unidos tras la crisis, agregó Raymundo Tenorio.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad