Publicidad
Publicidad

China tiene el crecimiento más bajo en 24 años

El país avanza 7.4% en 2014, por debajo del objetivo del Gobierno de 7.5%; es la primera vez que el crecimiento del PIB no cumple con la expectativa oficial
Las ventas minoristas subieron un 11.9% en diciembre. (Foto: Reuters )
china super

El crecimiento económico de China se mantuvo en 7.3% en el cuarto trimestre de 2014, estable en comparación con un año antes y algo por encima de lo que se esperaba, pero sigue cerca de su menor nivel desde la crisis financiera global y presiona a las autoridades para evitar una desaceleración mayor.

La segunda economía más grande del mundo creció un 7.4%  en todo 2014, informó el martes la Agencia Nacional de Estadísticas china. El resultado estuvo por debajo del objetivo oficial de 7.5% y fue la expansión más débil en 24 años, lo que ensombrece aún más el panorama para la demanda mundial.

Es la primera vez desde 1999 en que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) no cumple con la meta gubernamental.

Economistas encuestados por Reuters habían anticipado que el crecimiento del cuarto trimestre se ralentizaría a un 7.2% desde el 7.3% del tercer trimestre.

Publicidad

En comparación con el trimestre anterior, la economía creció un 1.5% frente a las expectativas de una expansión de un 1.7%, y se desaceleró en comparación con el crecimiento del 1.9% en el tercer trimestre.

 Otros indicadores

 La producción de la fábricas creció un 7.9% en diciembre frente al mismo mes del año anterior, lo que se compara con un 7.4% de noviembre, según otras cifras publicadas el martes.

En tanto, las ventas minoristas subieron un 11.9% en diciembre frente al mismo mes del año anterior, lo que superó las expectativas de los analistas de un avance de un 11.7%.

Publicidad

La inversión en activos fijos, un motor del crecimiento, se incrementó un 15.7% en todo 2014 frente al año anterior, apenas por debajo de los pronósticos de un alza de un 15.8%.

 Una serie de modestas medidas de estímulos económicos durante el año hicieron poco para evitar que la economía se desacelerara por el enfriamiento del mercado inmobiliario, un exceso de capacidad industrial, un debilitamiento de la inversión y exportaciones erráticas.

El Banco Central bajó inesperadamente en noviembre las tasas de interés por primera vez en más de dos años, para bajar los costos de los créditos y apoyar el crecimiento. Más tarde, relajó restricciones a los préstamos para animar a los bancos a ofrecer más crédito.

Se espera que el Banco Central baje aún más la tasa de interés o reduzca los ratios de encaje bancario este año.

Publicidad

Como el mercado inmobiliario sigue bajo presión y la inversión es débil, muchos agentes en el mercado esperan que Pekín baje su objetivo de crecimiento para 2015 a cerca de un 7%.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad