Publicidad
Publicidad

S&P cuestiona políticas económicas del nuevo Gobierno griego

La calificadora revisó el panorama crediticio de Atenas a negativo desde estable; advirtió que podría recortar la nota si se estancan las negociaciones con el BCE y el FMI.
El líder izquierdista, Alexis Tsipras, indicó que tras dos elecciones, los griegos quieren una dirección clara. (Foto: Reuters)
tsipras

La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s revisó este miércoles el panorama crediticio de Grecia a negativo desde estable, argumentando que ciertas políticas económicas y presupuestarias que promueve el gobierno recién elegido son incompatibles con el marco de políticas acordadas.

S&P indicó que si Grecia no logra alcanzar un acuerdo con sus acreedores para obtener un respaldo económico, se debilitaría la posición financiera del país.

También señaló que podría recortar las calificaciones si se estancan las negociaciones con la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El domingo pasado, el líder del partido de izquierda radical Syriza, Alexis Tsipras, ganó las elecciones legislativas y asumió como primer ministro de Grecia, tras una alianza con el pequeño partido nacionalista Griegos Independientes (Anel).

La histórica victoria electoral de Syriza, un partido antiausteridad , pone en entredicho la política de duro ajuste y rigor impuesta por la Unión Europea al país. 

Alexis Tsipras comunicó a sus ministros asignados el miércoles pasado que los votantes le han autorizado para emprender un cambio radical que restaure la soberanía nacional, pero se comprometió a negociar con responsabilidad con los acreedores internacionales.

Publicidad

Bruselas r no ha tardado en avisaal nuevo jefe de Gobierno griego de que no existe ninguna intención de borrar la deuda del país, frente a la restructuración que demanda el partido vencedor.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad