Publicidad
Publicidad

Los consumidores estadounidenses cierran la cartera

El gasto del consumidor tuvo en diciembre su mayor baja desde finales de 2009; el dato sugiere que el crecimiento económico siguió enfriándose al inicio de 2015.
Los consumidores en México están desalentados por nuevos impuestos y el débil crecimiento. (Foto: Reuters)
consumo

El gasto del consumidor en Estados Unidos registró en diciembre su mayor declive desde fines de 2009, mientras que la actividad fabril se desaceleró en enero, lo que sugiere que el crecimiento económico siguió enfriándose en el comienzo del primer trimestre de 2015.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos, bajó 0.3% tras subir 0.5% en noviembre.

Esta fue la mayor caída desde septiembre de 2009 y reflejó grandes declives en los gastos tanto en bienes duraderos como no duraderos. Ajustado por inflación, el gasto del consumidor fue el más débil desde abril del año pasado.

En un informe por separado, el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo que su índice nacional de actividad fabril bajó a 53.5 el mes pasado desde 55.1 en diciembre. Una lectura sobre 50 indica expansión en el sector manufacturero.

En tanto, la firma de servicios de información financiera Markit afirmó que su índice final de gerentes de compras para el sector manufacturero de Estados Unidos fue de 53.9 en enero, el mismo nivel que en diciembre.

En un último informe, el Departamento de Comercio indicó que el gasto en construcción creció 0.4% en diciembre, menos a lo esperado, a un ritmo anual de 982,100 millones de dólares.

Publicidad

Las acciones estadounidenses bajaban tras la publicación de los reportes, mientras que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron y el dólar se debilitaba frente a una cesta de monedas.

El dato de gasto del consumidor fue incluido en el informe del viernes del producto interno bruto (PIB) del cuarto trimestre, que mostró que la economía creció a un ritmo anual de 2.6%, con un avance del gasto del consumidor de 4.3% anual, el más veloz desde 2006.

La baja en los precios de la gasolina y el fortalecimiento del mercado laboral darían un enorme impulso al gasto del consumidor en el primer trimestre de este año.

"Todo esto es un buen augurio para el crecimiento del consumo a comienzos de 2015, comentó el economista de Capital Economics Paul Diggle, en Londres.

Aumento del ahorro

Publicidad

Las familias han usado hasta ahora buena parte de los ingresos adicionales por los precios bajos de la gasolina para pagar deudas y aumentar sus ahorros, según economistas.

Los precios de la gasolina se han desplomado 43% desde junio, según datos del Gobierno de Estados Unidos.

En diciembre, los ingresos personales subieron 0.3% tras un avance similar en noviembre. Los ingresos disponibles para los hogares tras ajustes por inflación se elevaron 0.5%, la mayor alza desde marzo de 2014.

La tasa de ahorro subió a 4.9% desde 4.3% en el mes previo.

Los menores valores de la gasolina contuvieron las presiones sobre los precios en diciembre y mediciones clave de inflación bajaron aún más respecto a la meta de 2% de la Reserva Federal.

Publicidad

Un índice de precios para el gasto del consumidor bajó 0.2% tras un declive similar en noviembre.

En los 12 meses hasta diciembre, el índice de precios de gastos de consumo personales (PCE) subió 0.7%, la lectura más débil desde octubre de 2009 y una desaceleración respecto al incremento del 1.2% de noviembre.

Excluyendo alimentos y energía, los precios se mantuvieron sin cambios por segundo mes consecutivo. El llamado índice subyacente de precios PCE se elevó 1.3% en los 12 meses hasta diciembre.

La Fed ha dicho en reiteradas oportunidades que considera que el declive de la inflación provocado por la caída de los precios del petróleo es transitoria y que espera que los precios al consumidor vuelvan a acelerarse hacia su meta oficial.

No obstante, algunos economistas afirman que las presiones benignas sobre los precios podrían hacer que el banco central estadounidense retrase una muy anticipada alza de las tasas de interés a mediados de año.

"Seguimos pensando que será difícil para la Fed retirar 'paciente' de su lenguaje de política monetaria en marzo, señalando por lo tanto un endurecimiento en junio", comentó la economista jefe de RBS en Stamford, Connecticut, Michelle Girard.

Publicidad

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad